Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Iván Duque y Nicolás Maduro.
AFP

Para Mauricio Jaramillo, profesor de relaciones internacionales de la Universidad del Rosario, hay un llamado coherente y con buen espíritu de parte del Senado colombiano con aprobar una comisión bilateral para tratar de restablecer las relaciones diplomática y comerciales con Venezuela, rotas desde 2019. Sin embargo, no es viable.

El Senado busca "llamar la atención por parte del Congreso sobre los resultados de no tener relaciones con Venezuela que son nefastos. Colombia ha perdido terreno diplomático, está aislada y necesita tener vínculo con Venezuela par atender las emergencia sanitaria que se deriva del flujo migratorio", dice el experto en RCN Radio. 

Sin embargo, en cuanto a la viabilidad, "la Constitución es clara y dice que el único en que reposan las relaciones exteriores es el Ejecutivo. El congreso tiene un rol subsidiario, hay comisiones que son órganos de consulta, pero no corresponde al Senado corregir el error". 

Lea aquí: Proposición para normalizar relaciones con Venezuela no reemplaza funciones del presidente: senador Yezid García

Para el profesor, es un error no tener relaciones con el gobierno de Nicolás Maduro. "En primer lugar, es poco práctico, en segundo lugar, es desconocer el principio de no injerencia, y en tercer lugar, es contradictorio porque sí tenemos una excelente relación con Jair Bolsonaro, acusado de crímenes contra la humanidad por la Amazonía". 

Sobre esto, el presidente del Senado de Colombia, Juan Diego Gómez, afirmó que la propuesta de crear una comisión legislativa bilateral es un mensaje para el Ejecutivo sobre la necesidad de avanzar en ese sentido.

"Creo que esto puede ser un avance, tal vez un mensaje importante para la canciller Marta Lucía Ramírez y para el mismo presidente Iván Duque porque este es un asunto que no tiene ideología política, es un asunto comercial que yo diría es de países de frontera", manifestó Gómez a periodistas. 

Sin embargo, más tarde, y tras la molestia del presidente Iván Duque, que aseguró el miércoles que su Gobierno no reconocerá a una "dictadura oprobiosa, corrupta, narcotraficante" como la de Venezuela, Juan Diego Gómez aclaró que no buscan sustituir al mandatario en el manejo de las relaciones internacionales. 

Fuente

Sistema Integrado de Información y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.