Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente de EE.UU., Joe Biden
Presidente de EE.UU., Joe Biden
AFP

La llegada de Joe Biden a la Presidencia de los Estados Unidos, puede ser una oportunidad para que ese país afiance su respaldo al acuerdo de paz logrado en Colombia con la guerrilla de las Farc.

Así lo consideran los integrantes del movimiento Defendamos la Paz, quienes le enviaron una carta a Biden y a su vicepresidenta Kamala Harris, solicitando a la nueva administración fortalecer el apoyo a la implementación del acuerdo suscrito con ese grupo, hoy convertido en partido político.

Le puede interesar: ProColombia lanza guía para aprovechar su potencial en el turismo de naturaleza

En el documento que fue firmado por exnegociadores de paz del Gobierno Santos y de la exguerrilla, así como también por los negociadores de los fallidos diálogos con el ELN, consideran que las políticas de los presidentes Iván Duque y Donald Trump, no han permitido una correcta aplicación de lo acordado en La Habana.

“Al asumir ustedes el Gobierno de Estados Unidos, queremos manifestarles nuestra esperanza de que esta nueva administración fortalecerá el apoyo a la implementación integral del acuerdo de paz, a la protección de la vida de los excombatientes y de quienes defienden los Derechos Humanos y trabajan por la paz especialmente en la Colombia rural, al respecto de las instituciones que velan por los derechos de las víctimas del conflicto armado y de los pueblos étnicos, a un cambio en la política de drogas acorde a las obligaciones que genera el punto cuarto del acuerdo”, indicaron.

En la misiva, los firmantes recuerdan que el Gobierno de Barack Obama, del cual hizo parte Biden como vicepresidente, contribuyó al éxito del proceso de paz cuyo acuerdo se firmó en el año 2016.

Consulte aquí: Oposición pide diálogo con el nuevo ministro del Interior

Lamentablemente, el proceso de paz y la ejecución del acuerdo han encontrado numerosos obstáculos en los tiempos de las administraciones del presidente Iván Duque en Colombia y del expresidente Donald Trump en Estados Unidos. Gran parte de lo pactado no se ha implementado, mientras que la puesta en obra de otros aspectos se está llevando a cabo con lentitud, pocos recursos, o incluso en medio de objeciones presidenciales, como es el caso del sistema para garantizar los derechos de las víctimas y la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP”, manifestaron.

El movimiento Defendamos la Paz también se mostró dispuesto a sostener una buena relación con el nuevo gobierno de los Estados Unidos, orientada no solo al desarrollo del proceso de paz, sino también de la democracia y los Derechos Humanos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.