Cargando contenido

Foto AFP



En una carta enviada al Papa Francisco, el máximo jefe de las Farc Timoleón Jiménez, alias Timochenko, le pidió apoyo al sumo pontífice para consolidar la recta final del proceso de paz y conjurar la amenaza de los grupos paramilitares.

En la misiva, Timochenko afirma que en el horizonte de la paz, "aparecen, sin embargo, serios peligros de tormenta que amenazan con echar a pique tan grandioso esfuerzo de todos los colombianos", en alusión a las denominadas bandas criminales.

Según Timochenko, la acción "nefasta de los paramilitares, coincide con la confabulación emprendida por sectores políticos beneficiarios de la guerra, que agitan los ánimos y pretenden movilizar la opinión pública en contra de los acuerdos alcanzados".

Por tanto, le pide al Papa su respaldo en la etapa definitiva de los diálogos.

"Pensamos que su Iglesia podría desplegar una tarea correspondiente en Colombia, desde la más humilde parroquia a sus más altas jerarquías: despertar en el corazón de los confundidos el respaldo a la paz y la reconciliación", señala el jefe guerrillero.

El sumo pontífice ha sido uno de los líderes mundiales que ha expresado su respaldo a los diálogos de paz que adelanta el gobierno con este grupo armado ilegal, desde noviembre de 2012, cuya fase final se está negociando.

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas ha señalado que las bacrim no tienen la misma estructura que los grupos paramilitares, por lo que no se puede hablar del regreso del paramilitarismo que azotó al país desde la década del 80.