Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Francisco Barbosa y Gustavo Petro
Colprensa

En una entrevista a Semana, el fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, expresó fuertes críticas hacia el presidente Gustavo Petro después de la derogación del decreto 1844, que facultaba a la Policía para decomisar cualquier dosis de droga en espacios públicos.

Barbosa manifestó su preocupación, afirmando que "el Gobierno Petro, de nuevo, le da la mano al narcotráfico en Colombia y humilla a miles de familias al cancelar las medidas policivas de prevención para el porte de drogas". 

El fiscal argumentó que con esta decisión, quedan desprotegidos niños, niñas y adolescentes, incluyendo a escolares y usuarios de parques, quienes antes contaban con medidas de seguridad.

Vea también: Ministerio de Justicia explica derogación de decreto: "No elimina la prohibición del comercio de drogas"

"Deja vulnerables a los menores para que queden al alcance de los jíbaros en los espacios públicos que hoy tenían medidas de protección y prevención. Aquí los únicos que se favorecen con este Gobierno son los delincuentes", expresó el fiscal, señalando su preocupación por la seguridad de los menores.

A pesar de la controversia, Barbosa reconoció que en Colombia, el consumo de dosis personales está amparado por la Corte Constitucional. No obstante, argumentó que la derogación del decreto afecta la prevención en entornos seguros, como los parques, poniendo en riesgo a los niños y sus familias.

Le puede interesar: Petro pide investigar a hombre que lo amenazó de muerte a él y a su familia en un video

"Lo que estamos hablando es que se acaba la prevención en los entornos seguros como los parques y, por eso, se atenta contra los niños y sus familias. Eso causa dolor e indignación. El Estado está para proteger a los menores. Este Gobierno se ha caracterizado por defender a los delincuentes, y no a las víctimas", afirmó el fiscal.

Barbosa advirtió sobre las posibles consecuencias de la decisión de Petro, diciendo que "a partir de ahora, puede haber porte y comercialización de drogas en cualquier esquina de Colombia, como marihuana, bazuco, cocaína y hasta fentanilo". La preocupación del fiscal se centra en el riesgo de un aumento en la presencia y distribución de sustancias ilegales en el país.

*Este contenido tuvo intervención de una inteligencia artificial

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.