Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

mchacon
Pedro Vaca, director de la Flip
Pedro Vaca, director de la Flip.
Foto: Colprensa

Esta semana se definirá el futuro del proyecto de ley de convergencia presentado por el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), el cual ha causado polémica ya que algunos sectores aseguran que tendría varios puntos inconvenientes que favorecerían la censura así como que beneficiarían a los sectores privados en detrimento de los medios públicos.

Pedro Vaca, director ejecutivo de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), habló de este tema con RCN Radio, y manifestó sus preocupaciones frente a diferentes puntos del proyecto.

De acuerdo con Vaca, existe un artículo en el proyecto que permitiría que un gobierno futuro tenga facultades para censurar. Esto debido a la creación de una comisión para regular los contenidos, similar a lo que hace actualmente la Autoridad Nacional de Televisión. Sin embargo, este nuevo órgano dependerá directamente de MinTIC:

Lea también: Las verdades y los mitos de la ley de convergencia del MinTic

"Este proyecto le traslada unas facultadas de control de contenidos al poder ejecutivo, a MinTIC, cuando antes era de la ANTV. Este era un organismo colegiado, que no le compete solo al gobierno".

"No creo que el Gobierno lo haga con el ánimo de censurar, pero puede ser interpretado después como que tiene las competencias de silenciar a los críticos", añadió Vaca.

Esta comisión estaría conformado por cinco miembros: un representante de los canales regionales, un representante del Presidente de la República, el Ministro de las TIC, y dos personas por convocatoria abierta y pública. 

Para la Flip, esto traería problemas para la generación de contenidos y la libertad de prensa: "Organismos internacionales como la Unesco recomiendan que el regulador convergente debe ser autónomo del ejecutivo, en el que el gobierno tenga participación pero no sea la mayoría. La composición que se propone tiene cinco puestos, de ellos cuatro entrarían a ser del gobierno de turno, dado que las convocatorias puede elegirse a alguien afín al presidente".

Lea también: Antanas Mockus y la razón por la que se vendó los ojos

Vaca aseguró que este es un panorama desalentador que el el futuro podría traer serios problemas: "Creo que se le están dando muchas facultades al presidente, y en caso de que en unos 20 años tengamos un régimen autoritario y logre censurar o limitar la libertad de expresión, no dudaría en culpar a los autores y a los congresistas que aprueben la ley".

Ante esto, el representante de la Flip aseguró que ha propuesto otra forma de integrar esta comisión: "La discusión no es qué sectores que deben integrar al regulador, sino que el gobierno debe poner contrapesos. Al menos uno debe tener enfoque en derechos humanos, otro que tenga enfoque técnico. La idea es que el sistema sea lo suficientemente sólido para no verse afectado con la eventual llegada de un gobierno autoritario que quiera censurar".

Pero este no es el único punto sobre el que la Flip ha puesto la lupa en el proyecto, que considera que tiene aspectos destacables, pero hay otros que generan preocupaciones:

Lea también: Habrá mayor financiación para la televisión pública, asegura el Gobierno

"Esta ley podría facilitar la creación  de medios de comunicación local y eso es muy bueno. Pero me parece sospechoso el afán de sector privado de conectividad en que avance el proyecto. También considero que a la ministra le ha faltado cintura en el asunto, porque se rompió el debate, proponemos o manifestamos interés y nuestra preocupación en algo, pero el Gobierno no da respuesta, ni siquiera entra a discutir".

El proyecto de ley de convergencia propone la creación de un fondo único que garantiza más recursos al sector público. Sin embargo, también traería beneficios tributarios a los privados, los cuales, según Vaca, parecen sospechosos:

"Se ha privilegiado la interlocución entre el ministerio y los ricos. Con los fondos los medios públicos tendrán un piso de recursos alto, eso es bueno. Pero también los privados podrán reducir sus contribuciones a cambio de conectar las regiones, así como por crear contenidos para el Estado. Esto es preocupante porque un gobierno podría financiar propaganda para ellos mismos".

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.