Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Plenaria del Senado
Plenaria del Senado.
Cortesía: Prensa Senado

En la pasada legislatura el Gobierno Nacional presentó ante el Congreso de la República la ley de sometimiento, un proyecto que contenía una serie de medidas para garantizar el desmantelamiento de las organizaciones criminales que operan en el país.

Sin embargo, la iniciativa se hundió porque no logró ser aprobada en su primer debate antes del 20 de junio, razón por la cual el Ministerio de Justicia tenía pensando radicarla nuevamente en este periodo.

Lea también: Caso Nicolás Petro: Pastrana y opositores afirman que terna para fiscal es una cortina de humo

Sin embargo, fuentes aseguraron a La Fm de RCN que el Gobierno está a punto de desistir de la radicación de este proyecto nuevamente y le apostaría a una prórroga de la Ley de Justicia y Paz. No obstante, esa decisión está hoy en manos de la oficina del alto comisionado para la Paz.

El senador Ariel Ávila confirmó que “yo habría querido una ley de sometimiento, pero creo que ellos se la van a jugar por la ampliación de la ley de justicia y paz”.

Sin embargo, Ávila reconoció que debido a los problemas que hoy existen en el Congreso para la consecución de las mayorías, es más fácil impulsar una prórroga de la Ley de Justicia y Paz y no sacar adelante un proyecto de sometimiento que no tiene consenso entre los partidos.

“Con la Ley de Justicia y Paz, todo queda en cabeza de la Fiscalía, pero hay diferencias en los temas de contrastación judicial, diferencias sustanciales en lo que significa una organización criminal de alto impacto. La ampliación de justicia y paz no solo es en tiempo, hay que hacer modificaciones”, indicó.

Esta norma tendría algunas similitudes y diferencias con respecto a la propuesta de ley de sometimiento que había preparado el Gobierno.

  • La Ley de Justicia y Paz plantearía, al igual que la de sometimiento, condenas de ocho años de cárcel.
  • Diferencias en la definición de lo que es una organización de alto impacto.
  • No habría penas restaurativas ni por fuera de la cárcel con la ampliación de justicia y paz.
  • El mecanismo de versiones libres solo sería para los postulados, mientras que la ley de sometimiento proponía que todos debían ir al sistema judicial.
  • Sobre la entrega de bienes no se plantearía un porcentaje específico, como sí lo planteaba sometimiento, que establecía un 6%.

 

Consulte aquí: Pacto Histórico justifica la baja ejecución del Gobierno: " Este Gobierno no vino a derrochar"

Dentro del Gobierno Nacional, hay voces que están proponiendo que dicha prórroga de la Ley de Justicia y Paz se tenga en cuenta algunos criterios internacionales, en el sentido de que deben ser los jueces de la República los encargados de negociar las penas y los beneficios que, dependiendo de cada uno de los casos, puedan tener los miembros de los grupos criminales que se desmovilicen y se acojan a las disposiciones de la norma.

En los próximos días, el alto comisionado para la paz, Danilo Rueda, tendrá que definir junto con el Ministerio de Justicia si se la juegan con la ampliación de la Ley de Justicia y Paz, o si insisten en tramitar la denominada ley de sometimiento.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.