Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Una mujer cosecha café
Una mujer cosecha café
AFP

Con el fin de salvar la cosecha cafetera que se avecina hacia finales de este mes de abril, el Gobierno nacional prepara un plan logístico con la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), para permitir que los recolectores del grano puedan realizar esta labor, cumpliendo todas las normas de prevención sanitarias y sin violar el aislamiento obligatorio.

Lo más importante es que la cosecha cafetera no se pierda, pero siempre preservando la salud y la vida de quienes hacen esta actividad en las regiones. Con Roberto Vélez estamos trabajando una logística para que puedan estar los recolectores de café en el pico alto de cosecha, que va a ser a finales de abril y todo el mes de mayo”, dijo el ministro de Agricultura, Rodolfo Zea.

Lea también: Disminución del precio de los combustibles comenzará el fin de semana: gremio

El funcionario dijo que en esta oportunidad se busca que los recolectores sean de la misma región y no de otras zonas. “ Lo que buscamos con los comités departamentales y municipales, es tratar de buscar la mayor cantidad de personas de la zona, es decir, la dinámica que venia teniendo  el sector cafetero era que se traían personas de otras regiones para la recolección".

En ese mismo sentido, agregó que "la idea es preservar la cuarentena obligatoria  y que no haya tanta movilidad de personas  en trabajo será con personas de la misma zona”.

Sin embargo, explicó que si no alcanza la mano de obra de la región se buscará traer personas de otras zonas, por lo que se les destinará un medio de transporte y alojamiento en la fincas cafeteras.

Estas personas no van a poder salir al pueblo, deberán permanecer mínimo dos semanas en la finca trabajando para conservar los protocolos. Haremos un plan riguroso de desinfección en estos sitios, que aún no esta totalmente diseñado, pero estamos evaluando con el Ministerio de salud y la Federación de cafeteros”, precisó.

Cabe mencionar que recientemente las dignidades campesinas encendieron las alarmas ante la posible pérdida de la cosecha cafetera de este año, pues aseguran que ese proceso estaría en riesgo, debido a las restricciones por cuenta de la emergencia sanitaria y que impedirían la recolección del grano.

Más información: Cerca de 180 mil familias indígenas, en riesgo de contraer coronavirus: Onic

La preocupación radica en que para coger el café se requiere el desplazamiento de miles de trabajadores agrícolas llamados “andariegos”, quienes recorren diferentes regiones del país buscando el grano para sobrevivir y ayudar a sus familias esparcidas en más de 500 municipios y caseríos.

Su trabajo y el de 540 mil familias cafeteras, permite recoger más de 14 millones de sacos con los que se lograron ingresos superiores a seis billones de pesos durante 2019, por la venta del grano en el mercado mundial.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.