Cargando contenido

El ministerio de Minas y Energía afirmó que la iniciativa será debatida con las diferentes comunidades.

La violencia intrafamiliar y la falta de oportunidades serían una de las principales causas.
Las personas afectadas son cerca de 1.000 aledañas al río Salaquí en Riosucio.
Colprensa.

La ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, señaló que el Gobierno está trabajando en un proyecto de ley con el que se busca reformar las consultas previas en Colombia.

La funcionaria señaló que actualmente la iniciativa se encuentra en su fase de construcción, una vez se tenga el texto y las modificaciones el proyecto será consultado con las comunidades en todo el territorio nacional, para que posteriormente pueda ser radicado ante el Congreso de la República en el año 2020.

Además lea: Producción petrolera ha crecido cerca del 5% en lo corrido del año

“Creo que ha habido unas lecciones aprendidas, creo que es muy importante el proceso de coordinación y concurrencia, en donde lo que dice la Corte Constitucional es que los recursos no renovables son del Estado y que tiene que haber una coordinación adecuada entre el Gobierno Nacional y las Entidades Territoriales”, explicó la alta funcionaria.

La jefe de la cartera Minero Energética también señaló que de forma paralela, con base en lo aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo, se está buscando un mecanismo que permita hacer el proceso de Consulta previa de una manera más eficaz.

Lea también: Polarización política está impactando la economía del país, advierte el Emisor

Agrego que también se busca que el desarrollo de las consultas previas se puedan compaginar con las demandas presupuestales que implican.

¿Qué es la consulta previa?

Según la Agencia Nacional de Minería, la consulta previa es el derecho fundamental que tienen los grupos étnicos, de poder decidir sobre medidas (legislativas y administrativas) o proyectos, obras o actividades que se vayan a realizar dentro de sus territorios, buscando de esta manera proteger su integridad cultural, social y económica y garantizar el derecho a la participación.

Este mecanismo de participación es un derecho constitucional colectivo y un proceso de carácter público especial y obligatorio que debe realizarse previamente, siempre que se vaya a adoptar, decidir o ejecutar alguna medida administrativa o proyecto público o privado, susceptible de afectar directamente las formas de vida de los grupos étnicos nacionales en sus aspectos territorial, ambiental, cultural, espiritual, social, económico y de salud, y otros aspectos que incidan en su integridad étnica

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido