Cargando contenido

Francisco Barbosa, consejero de Derechos Humanos, y Rafael Guarín, consejero de Seguridad, arremetieron contra la aplicación de lo firmado.

La Escuela General Santander luego del carro bomba
La Escuela General Santander luego del carro bomba
Foto de Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital

El Gobierno endureció su posición frente a la aplicación de los protocolos que firmó el equipo negociador del expresidente Juan Manuel Santos con el ELN, ante el anuncio de levantar la suspensión de las órdenes de captura en contra de los delegados de esa guerrilla en Cuba.

Francisco Barbosa, consejero de Derechos Humanos de la Presidencia, afirmó que el atentado terrorista perpetrado por el ELN en la Escuela de Policía General Santander fue “miserable”, lo que hace que el protocolo “deje de existir”.

De interés: Miguel Ceballos dice que solo hubo contactos humanitarios con el ELN

“El acto miserable del ELN pasó por encima de los derechos humanos lo que hace que ese protocolo de terminación deje de existir. El Consejo de Seguridad calificó ese acto de terrorismo y su resolución 1373 es evidente”, señala el trino.

Barbosa agregó que “Un protocolo que se firma entre gobierno Santos y ELN no puede servir como instrumento de impunidad contra violaciones gravísimas a los DDHH. No puede existir un protocolo de terminación de un proceso con el ELN cuando existe un acto de terrorismo que viola la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU y cuando este grupo reconoce su acto de terrorismo mientras estaba amparado en Cuba”.

Lea además: "No tiene por qué haber excepción", dice Frank Pearl sobre protocolos con ELN

Por su parte, Rafael Guarín, consejero de Seguridad de la Presidencia, también cuestionó los protocolos y los crímenes de lesa humanidad.

“¿Puede un Estado firmar un protocolo para violar el derecho internacional? ¿Puede hacerlo para desconocer sus obligaciones internacionales en la lucha contra el terrorismo o los crímenes de lesa humanidad? ¿Se puede alegar un protocolo para eso? Respuesta: NO”, sostuvo Guarín a través de su cuenta de twitter.

Entre tanto, Pablo Beltrán, el jefe de la misión negociadora del ELN, dijo que confía en que el Gobierno colombiano garantice su retorno al país desde Cuba en un plazo de 15 días.

Lea además: Presidente Iván Duque pidió unión para combatir el terrorismo

En entrevistas entregadas a a la agencia AFP y al canal oficialista venezolano Telesur, Beltrán entregó explicaciones por el atentado con el carro bomba a Escuela de Cadetes General Santander de Bogotá, que dejó 21 muertos y que a través de un comunicado esa guerrilla justificó "en represalia" a las acciones militares del presidente Iván Duque. 

"Nadie nos puede pedir que si nos atacan nos amarremos los brazos atrás. Aspiro a que ese ambiente se distensione y se puedan reanudar las conversaciones", dijo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido