Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

lapinzon
Ángela María Robledo y Gustavo Petro
Ángela María Robledo y Gustavo Petro
RCN Radio

El candidato presidencial de la Colombia Humana, Gustavo Petro, respondió punto por punto a las condiciones que le puso un sector de la Alianza Verde para respaldar su candidatura en segunda vuelta.

Petro aceptó las inquietudes de la colectividad, expresadas por el jefe del partido, Antonio Sanguino, y señaló que la mayoría de ellas las ha trabajado durante su vida política y cuando fue Alcalde Bogotá.

Las cinco consideraciones que se hicieron esta semana por parte de la Alianza Verde son: respetar la Constitución de 1991 en el marco del equilibrio de poderes, no realizar una constituyente, respetar el derecho a la propiedad, decisiones fiscales responsables, entrega de gabinetes ministeriales con meritocracia y liderar la lucha contra la corrupción.

“(La Alianza Verde) es más común con Gustavo Petro y en el marco de esas coincidencias hemos visto en el partido hacer un acuerdo para plantearle a Petro y a su equipo de campaña unas consideraciones”, explicó el senador electo esta semana.

De hecho, la Alianza Verde anunció este jueves que sus militantes y congresistas electos quedan en libertad para votar en blanco o respaldar a Gustavo Petro de cara a la segunda vuelta presidencial, que se votará el próximo domingo 17 de junio.

El sector que apoyará a Petro mantuvo las condiciones, que el candidato de la Colombia Humana le respondió de la siguiente manera, en entrevista con RCN Radio.

Respetar la Constitución de 1991

“Nosotros (el M-19) hicimos la Constitución del 91 y con (el conservador) Álvaro Gómez fuimos la mayoría absoluta en la Asamblea Constituyente y las nuevas instituciones. Nosotros las hicimos”, dijo Petro.

Insistió, para enfatizar su respuesta, que “luchamos por acabar el ‘estado de sitio’ y una constitución atrasada, goda, en el mejor sentido de la palabra”, que llevaba más de cien años de vigencia en ese entonces.

“Sí, me pueden enrostrar que fui del M-19, nunca lo he negado. El M-19 derogó la Constitución de 1986 (ese era nuestro objetivo político) Por eso luchamos”.

Por eso, enfatizó que su propósito como Presidente, en caso de ser elegido, no es acabar con la Constitución que la exguerrilla desmovilizada ayudo a elaborar.

Derecho a la propiedad privada

Gustavo Petro precisó que el derecho a la propiedad “lo pusimos nosotros en la Constitución del 91”

“Le han dicho a millones de colombianos por vías diferentes (…) que yo les voy a expropiar el taxi, que si tiene dos apartamenticos les expropio el segundo; o la finca (…) A cuento de qué ahora a nosotros se nos viene a decir que estamos en contra de la propiedad privada (si) nosotros instituimos ese derecho”, señaló Petro en entrevista con Yolanda Ruiz.

La lucha contra la corrupción

“Yo he arriesgado mi vida contra la corrupción”, dijo Petro de manera escueta repuesta, para responder a la condición que se le planteó desde el Partido Verde.

Gabinete basado en la meritocracia

Gustavo Petro respondió que la meritocracia crea una “difícil tensión”, pero que “hay que lograrla”: la tensión que surge entre política y razón, entendiendo la razón como parte del saber.

De hecho, aseguró que la practicó en su gobierno en la Alcaldía de Bogotá, recogiendo experiencias de la administración de Antanas Mockus. Aunque insistió en que “no es fácil”.

“La meritocracia es el saber y la técnica como parte del gabinete (…) fue parte de la Bogotá Humana. Me costó trabajo”, dijo.

Y añadió: “Pero no me arrepiento. Mi balance al final es que siempre un gabinete es que debe tener las luces del saber dentro de sí. No afuera, como consejeros”.

Decisiones fiscales responsables

Petro aseguró que durante su administración en la Alcaldía de Bogotá tomó decisiones fiscales que –según el candidato- ayudaron a superar el déficit fiscal, a valorar las empresas públicas y a mejorar la evaluación de las calificadoras de riesgos internacionales.

“Disminuí el endeudamiento fiscal en Bogotá (y) deje un superávit primario”, aseguró Petro, tras señalar que “todas las calificadoras de riesgo subieron la valoración a Bogotá. Miraron un manejo responsable de las finanzas públicas”, precisó.

Negó que haya dejado la ciudad en bancarrota; por el contrario, afirmó que quedó con un superávit y el mercado valoró todas las empresas públicas del Distrito.

“Miren las estadísticas el día que las recibí y el día que las entregué (…) Generamos valor en las empresas públicas y es mi experiencia personal, porque era el presidente de las juntas directivas de las empresas públicas y las conocí a fondo y el balance fue bueno”, aseguró.

El apoyo de un sector de los Verdes

El partido Alianza Verde cerró filas contra Iván Duque y abrió las puertas a sus militantes para apoyar a Gustavo Petro o el voto en blanco, en las elecciones de segunda vuelta el 17 de junio.

Ninguno de los militantes, dirigentes y electos de nuestro partido está autorizado a votar y/o defender la candidatura de Iván Duque”, señala un comunicad leído tras varios días de reunión en la colectividad.

Los militantes que han decidido apoyar a Petro reiteraron las condiciones que le piden cumplir: no hacer la asamblea constituyente, respetar la propiedad privada, aplicar el principio de responsabilidad fiscal, garantizar la meritocracia para elegir funcionarios, comprometerse con los siete postulados de la consulta anticorrupción y “ejecutar una política de desarrollo de sostenible y de mitigación y adaptación frente al cambio climático que sea consistente y seria”.

Respecto a lo opción del voto en blanco, la Alianza Verde la considera una opción legítima que sirve como protesta de forma pacífica para los que no se sienten representados por los dos candidatos que pasaron a segunda vuelta.

“Lamentamos el ambiente de polarización que pretende culparnos de la derrota de uno y el triunfo de otro, pero consideramos que ninguno de los dos nos ofrece garantías suficientes a nuestras convicciones y postulados”, advierten los que se inclinaron por el voto en blanco.

¿Regresaría al Senado si pierde?

El candidato Gustavo Petro puso en duda regresar al Congreso en caso de perder las elecciones en segunda vuelta, como lo establece la nueva reforma política.

Según la norma, el candidato presidencial perdedor obtiene una curul en el Congreso y el aspirante a la vicepresidencia, una curul en la Cámara.

“Aquí estamos en la absoluta decisión de ganar. No me metí acá a pendejear. Si hubiese querido ser senador hubiera sido más fácil, más barato y no hubiera arruinado tanto mi físico”, dijo en la entrevista con RCN Radio.

De hecho, Petro dijo que esa norma “no la conocía”.

“Ese run run que hay de ‘vuelve el mejor senador al Congreso’ ¡Pamplinas! Nosotros no estamos aquí para hablar. Váyanse guardando ese tema porque un dirigente político, una corriente política con cinco millones de votos no está simplemente para ver cómo se hace una oposición en el Congreso.

Pero respondió que él y su movimiento está como alternativa de poder.

“Estos 15 días que faltan van a estar en función de que de cinco millones se vuelva diez millones. Los 10 millones de colombianos y colombianas que somos capaces de cambiar la historia de Colombia”, precisó.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.