Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente Iván Duque
Presidente Iván Duque
JEP

El presidente Iván Duque enfatizó en que desde su Gobierno no se avanzará en un diálogo de paz con el ELN, mientras el grupo guerrillero no cese prácticas como el secuestro y los ataques armados.

El mandatario aseguró que el mensaje que se ha dado en los últimos tres años al ELN "ha sido coherente". Las declaraciones se dan en respuesta al expresidente Juan Manuel Santos, quien (en medio de los actos conmemorativos de los cinco años del acuerdo de paz en la sede de la Justicia Especial para la Paz), mencionó que el actual Gobierno avanza en diálogos exploratorios con la guerrilla del ELN. 

Lea también: Santos dice que Duque está iniciando acercamientos con ELN para hablar de paz

"Cuando empezó nuestro Gobierno, decidimos hacer una evaluación en un período de 90 días para hacer referencia a qué nos íbamos a encontrar y vimos que, durante la generosidad del Estado colombiano de sentarse 17 meses con el ELN, se cometieron 400 actos de terrorismo, asesinaron más de 100 personas y secuestraron más de 10 colombianos", expresó el presidente Duque.  

El jefe de Estado recordó crímenes como el del exalcalde Tulio Mosquera, secuestrado desde el pasado 24 de agosto de 2019. Su muerte se había conocido el 5 de noviembre a través de un comunicado, por parte del grupo armado. "Vimos esos hechos deleznables como el de un carro bomba que le apagó la vida a 22 muchachos que apostaban por la paz sirviendo a Colombia", esto en referencia al atentado en la Escuela de Policía General Santander.  

Le puede interesar: La Paz con Legalidad es realidad y tiene presente y futuro: presidente Iván Duque

De acuerdo, con el presidente Duque, "el mensaje que le hemos dado al ELN ha sido coherente. Alcanzar la paz requiere un compromiso que no sea de palabra, ni discursivo y eso implica la liberación de todos los secuestrados y ponerles fin a los actos criminales. Pretender hablar de paz mientras se asesina y secuestra es una burla a la Colombia que construye la paz todos los días, por eso la amplitud parte de esos criterios".  

Por otro lado, el mandatario enfatizó en que, "la paz no tiene dueño. 'El tren de la paz' no le pertenece sino al pueblo colombiano, como está establecido en la Constitución, en ese bello Artículo 22 y por eso me siento también en el deber de hacer referencia a que, en la construcción de la paz, tenemos que enviar mensajes claros a quienes quieren desde la violencia quieren seguir arrebatándole la tranquilidad a Colombia". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.