Carlos Fernando y Juan Manuel Galán dicen que fueron objeto de calumnias por parte de Uribe.

Uribe-Galán
Álvaro Uribe- Carlos Fernando Galán.
Fotos tomadas de Colprensa

  

Los senadores Carlos Fernando y Juan Manuel Galán se pronunciaron luego de que el expresidente Álvaro Uribe los acusara de enriquecerse con el Estado a través de una corporación que lleva el nombre de Luis Carlos Galán Sarmiento.

 

Después de la trifulca que se armó en la plenaria por cuenta de nuevas denuncias contra Tomás y Jerónimo Uribe, los Galán publicaron un video en el que acusaron al exmandatario de difamar a toda su familia.

 

“El senador Uribe promovió una serie de calumnias y difamaciones contra mí, contra mi familia, contra mi hermano, por cuenta de lo que él dice es una corporación que fue creada, según él, para que nosotros promoviéramos que le entreguen contratos y que nosotros nos beneficiemos de ella, eso es completamente falso, es una calumnia del senador Uribe”, dijo Carlos Fernando.

 

Los Galán señalaron a Uribe de promover un asesinato moral en su contra: “no vamos a aceptar el asesinato moral que usted quiere lograr, porque cada vez que usted quiere explicar algo sale a atacar de esa forma”.

 

Explicaron además que no es cierto que hayan recibido dinero de la corporación Luis Carlos Galán, sobre la cual tiene completo control el Estado colombiano.

 

Juan Manuel afirmó: “La Fundación Luis Carlos Galán es una entidad sin ánimo de lucro que pertenece a la universidad Javeriana y han querido confundir de manera maliciosa la corporación escuela Galán, que es pública, con la fundación Luis Carlos Galán que es privada y cuya función principal es preservar la memoria histórica de Luis Carlos Galán a través de su archivo personal y político”.

 

Los senadores Galán responsabilizaron al expresidente Álvaro Uribe de la seguridad de toda su familia.

 

El enfrentamiento se presentó durante la plenaria de este martes cuando el senador Carlos Fernando denunció que Tomás y Jerónimo, hijos de Uribe, dejaron de pagar más de 40 mil millones de pesos por la plusvalía de un predio en la zona franca de Mosquera, al occidente de Bogotá.

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido