Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala
Vertedero de Hidroituango.
Vertedero de Hidroituango.
Foto: cortesía de EPM

La Diócesis de Santa Rosa de Osos y la Pastoral Social expresaron sus preocupaciones por la crisis humanitaria que se profundiza en el Norte y Bajo Cauca antioqueño, a causa de la emergencia en Hidroituango y señalaron que es necesario mejorar la atención de damnificados.

A pesar de que reconocen la atención que han brindado las autoridades de Puerto Valdivia, aseguran no ven el mismo acompañamiento para los pobladores de los municipios de Yarumal, Ituango, Tarazá y Santa Rosa de Osos, donde se evidencian los desabastecimientos de alimentos y el encarecimiento de los productos de la canasta familiar.

Esto, debido a que la vía Medellín-Caucasia completa más de 15 días cerrada de manera preventiva y se han imposibilitado el ingreso de víveres.

Así mismo pidieron a las autoridades atender también a algunas poblaciones de Ituango, como El Aro, Filadelfia y veredas aledañas -que están aguas arriba del río Cauca- como también a las comunidades de Raudal-Valdivia y Barroblanco-Tarazá, que no sólo están en igual riesgo ante una eventualidad, sino que están expuestos a peligros y enfermedades.  

Una de las inquietudes es cómo se ha atendido la emergencia, pues aunque EPM anunció albergues en Cáceres, Tarazá, Nechí y Caucasia, estas autoridades eclesiásticas consideran que en realidad son sólo puntos de encuentros.

Por eso, la Iglesia Católica criticó al Estado y a la empresa privada nacional porque estarían siendo “indiferentes ante la angustia, la incertidumbre y el sufrimiento de las víctimas”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.