Cargando contenido

El senador destacó que el Gobierno de Iván Duque ha buscado proteger a los desmovilizados de la extinta guerrilla Farc.

ESMAD
Colprensa

La semana pasada el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia recomendó al gobierno colombiano una "profunda transformación" del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) para garantizar que "cumpla con los estándares internacionales", a propósito de la muerte de Dilan Cruz en Bogotá, en medio del Paro Nacional del 21 de noviembre.

Su recomendación fue rechazada con vehemencia por el presidente Iván Duque que calificó de "intromisión en la soberanía" que la ONU señalara además que la Policía debe estar a cargo del Ministerio del Interior. 

Lea también: Duque y Trump se reunirán este lunes en la Casa Blanca

El senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, calificó el informe de la ONU como "injusto y dañino" porque, a su juicio, sienta un mal precedente que asegura podría estimular el crimen.

"El informe con ese ajuiciamiento al Gobierno es muy injusto y dañino. Está dando la oportunidad a que los criminales puedan justificar sus crímenes y deja un mal precedente que, sin quererlo, estimula el crimen porque exacerba a los criminales", afirmó.

Aseguró que el pueblo colombiano aprecia el Esmad y por ello, no comprende que la ONU pida eliminarlo. "El Esmad en Colombia está expuesto a que todo el mundo lo critique (...) y nuestro partido con toda la contundencia va a defenderlo" pues lo considera necesario para evitar que vándalos acaben con los establecimientos.

Le puede interesar: Denuncian nuevas irregularidades en el proyecto del Metro de Bogotá

El líder del Centro Democrático consideró que el informe es injusto frente al esfuerzo del Gobierno de Iván Duque por proteger a exintegrantes de Farc. "Mientras en Colombia hay un policía por cada 400 habitantes, para proteger a los exFarc hay uno por cada 16 desmovilizados, el Gobierno ha tenido toda la voluntad de protegerlos".

Sobre la polémica propuesta del senador Ernesto Macías de cerrar la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU a la que calificó de "guarida politiquera con sesgo ideológico pasional", Uribe dijo que prefiere no mostrarse ni a favor ni en contra pero sí considera que debe darse la discusión.

"Este informe enerva criminales y estimula que estos se constituyan en grupos que justifiquen sus crímenes diciendo: 'tomemos venganza con el gobierno, asesinemos al uno y al otro'", puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido