Cargando contenido

El presidente, antes de su posesión, había manifestado que no le gustaba la idea de irse con su familia al Palacio.

“Ni mis hijos ni yo queremos irnos a vivir a la Casa de Nariño. Esa es una decisión difícil porque uno es el querer y otras las practicidades”, aseguró en su momento.
“Ni mis hijos ni yo queremos irnos a vivir a la Casa de Nariño. Esa es una decisión difícil porque uno es el querer y otras las practicidades”, aseguró en su momento.
Colprensa

Era 7 de Agosto de 2018 y surgió uno de los grandes interrogantes alrededor del Presidente de la República que ese día se posesionaba en el solio de Bolívar. ¿Tomará Iván Duque la Casa de Nariño como su domicilio? 

El propio Jefe de Estado, antes de asumir como mandatario, dio a conocer que no empelaría el Palacio Presidencial como su lugar de residencia, algo que lo convertía en el primer Presidente en no trastearse a ese icónico lugar. Y es que dijo que en verdad no le llamaba la atención esa posibilidad. “Ni mis hijos ni yo queremos irnos a vivir a la Casa de Nariño. Esa es una decisión difícil porque uno es el querer y otras las practicidades”, aseguró.  

Le puede interesar: Iván Duque alista nuevo viaje internacional

Además, Duque argumentó que, como cualquier ciudadano común y corriente, podía salir a trabajar en el Palacio luego regresar hacia su apartamento en el norte de Bogotá. Aunque por motivos de seguridad era preferible que el mandatario se mantuviera siempre junto a su familia en la Casa de Nariño, durante los primeros seis meses de gobierno no lo hizo. 

Luego –con las extensas jornadas de trabajo que obliga su cargo–, Duque decidió pasar la noche en la casa privada del Palacio Presidencial durante tres o cuatro veces a la semana.  

Lea además: Sigo siendo de Colombia Humana y apoyo a Claudia López: Jorge Rojas

Pero el lunes, durante una entrevista con la agencia de noticias Colprensa, Duque dio a conocer que tomó la decisión de trasladarse con su esposa doña María Juliana Ruiz y sus dos pequeños hijos a la Casa de Nariño

De acuerdo a lo manifestado por el presidente, cada noche que se quedaba solo en la residencia presidencial le conmovía el alma que sus hijos lo llamaran a preguntarle si iba a dormir en su vivienda y él les debía responder que no.  

Por eso tomó la firme decisión de trasladarse todos a vivir en la Casa de Nariño y así evitar esas dolorosas separaciones.  
 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido