Cargando contenido

El presidente electo de Colombia aseguró que tendrá total independencia en sus decisiones.

El presidente electo Iván Duque adelanta una serie de reuniones en Washington
Iván Duque, presidente electo de Colombia.
Colprensa

Durante su visita a Madrid (España), ciudad donde fue recibido por el rey Felipe VI, el presidente electo de Colombia se refirió al papel que desempeñará el senador Álvaro Uribe durante su mandato.

En entrevista con el diario El País de España, Duque afirmó tener diferencias de estilo, comunicación, políticas y de aproximar ciertas discusiones con el líder del Centro Democrático.

"No le podría decir el inventario, pero claramente somos dos personas distintas. Que nos respetamos, que entendemos cuál es el rol de cada uno, que hemos trabajado en equipo, y yo seré el presidente de los colombianos y él será un senador muy importante en el Senado", manifestó el presidente electo de Colombia.

Igualmente, aseguró que no habrá retrocesos y que por ende no hará "trizas" los acuerdos de paz con las Farc. Sin embargo, aclaró que sí implementará algunas correcciones a lo acordado entre el presidente Juan Manuel Santos con la extinta guerrilla.

"Hay que corregir aquellas cosas que están saliendo mal y que generan efectos negativos: la expansión vertiginosa de los cultivos ilícitos, el hecho de que hay armas y dinero escondidos, que son una forma de afrenta a las víctimas, y que se pueda garantizar que el partido Farc mantenga su representación en el Congreso, pero que si alguno de sus miembros es condenado por crímenes de lesa humanidad debe salir del Congreso y ser reemplazado por otro", agregó Duque. 

Respecto a la sustitución voluntaria de cultivos de coca, Duque insistió en que esta tiene que ser obligatoria pero con un químico autorizado que mitigue los efectos en terceros, ya sea con drones u otra técnica.

En cuanto a la difícil situación por la que atraviesa Tumaco, municipio permeado por el narcotráfico y las bandas criminales, el sucesor de Santos dijo que enfrentará con firmeza esos fenómenos y que su Gobierno trabajará desde el primer día con la comunidad de esta región nariñense. 

"Hay que llegar con una aproximación de sustitución de cultivos y erradicación obligatoria, pero con desarrollo alternativo, oportunidades de empleo, oportunidades de negocio, mejorar las infraestructuras, reactivar el puerto pesquero y generar empleo formal", manifestó en entrevista con El País.

El presidente electo de Colombia también dijo que a los líderes sociales hay que otorgarles protección y que las autoridades deberán estar investigando las amenazas y/o asesinados a este sector. 

"Asumo ese reto porque yo no quiero ver un solo líder social en Colombia asesinado. No podemos dejar que los violentos acallen nuestras expresiones sociales".

Datos de la Fiscalía señalan que entre el primero de enero de 2016 y el 6 de julio pasado fueron asesinados 181 líderes sociales, de los cuales en 89 casos ya se ha aclarado quiénes son los autores, hay 18 sentencias generadas y 168 personas capturadas.

En lo referente a  los diálogos de paz con el ELN afirmó que debe existir una voluntad  de paz, desmovilización, desarme y reinserción, para que todo avance,  de lo contrario se levantaría la mesa.

"Si hay voluntad en eso estoy listo, pero si lo que pretenden es hablar de paz en algún lugar del mundo y seguir cometiendo actos de terrorismo en Colombia, eso no lo podemos auspiciar y se tendrá que levantar la mesa. Pero tengo toda la disponibilidad si hay un interés genuino".

Ya de regreso al país, Iván Duque se reunirá este miércoles con los alcaldes del país durante el primer encuentro de mandatarios locales de la Federación Colombiana de Municipios.

En este encuentro los mandatarios locales le expresarán a Duque sus necesidades y buscarán el respaldo del nuevo Gobierno. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido