Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Iván Duque y César Gaviria
Iván Duque y César Gaviria se reunieron este viernes 22 de junio
Tomada del video difundido

El expresidente César Gaviria Trujillo se pronunció sobre los hechos de violencia que se han venido presentando durante las manifestaciones ciudadanas de los últimos días. Gaviria arremetió contra el Gobierno Nacional y advirtió que la administración del presidente Iván Duque ha tenido un manejo inadecuado de la Fuerza Pública.

Le puede interesar: Decretan toque de queda para menores de edad en Cundinamarca por desmanes

“La reacción gubernamental de simplemente expresar su voluntad de investigar hechos de evidente flagrancia que obligan a tomar decisiones inmediatas han tenido una reacción que solo genera más indignación. La respuesta de que “vamos a investigar” es torpe, equivocada y facilista”, indica.

“En días recientes en nuestra convención manifestamos el mal uso sistemático de la policía de este gobierno. Este es el cuarto uso equivocado e inapropiado de la policía que fue liberada de sus responsabilidades por el proceso de paz”, añade el exmandatario.

En su declaración, el jefe único del partido Liberal pidió dar con los responsables de la institución que dispararon contra los manifestantes, al tiempo que consideró que la Fuerza Pública no está preparada para atender esta situación.

“La Policía es incapaz e inepta para hacer control de la protesta pacífica con peligrosos infiltrados  con vocación vándala y anarquista. Les aseguro que en ningún otro país del mundo se le dispara con armas de fuego a los manifestantes, aún en las peores dictaduras. Los policías que las controlan no deben llevar armas de fuego sino armas que detengan la violencia”, indicó.

Y añadió: “No sé quien tomó la peligrosa y absurda idea de que se debían controlar con policías militares que portan armas de fuego. No sé a quién se le ocurrió semejante desatino que produjo esa multitud de muertos y heridos. Esto no puede volver a ocurrir. Nos ha hecho ver como un país bárbaro”.

También cuestionó la mala capacitación que han recibido los uniformados frente a la aplicación del Código de Policía y frente al cumplimiento de los innumerables decretos que fueron emitidos por el Gobierno en el marco de la pandemia.

Consulte aquí: Petro rechaza acusaciones sobre incitar la violencia en medio de protestas

“Ahora los tienen en una política condenada al fracaso. Hacer control de la protesta ciudadana es una tarea para la cual no están preparados. Nuestra policía es militar. Nuestros policías en su inmensa mayoría están preparados para la guerra contra los grandes carteles y organizaciones criminales al máximo nivel”, agregó.

El expresidente César Gaviria, como director del liberalismo, afirmó que esta situación debe ser objeto de una mejor regulación y organización por parte de las autoridades locales.

Este es el comunicado del expresidente César Gaviria: 

DECLARACIÓN DEL DIRECTOR DEL  PARTIDO LIBERAL EXPRESIDENTE CESAR GAVIRIA TRUJILLO EN RELACION A LOS HECHOS PRESENTADOS EN LOS ULTIMOS DIAS.

Mis sentimientos de condolencia con las familias de los chicos. Es inaúdito lo que les ha ocurrido. No puede haber explicación ni excusa para estos episodios violentos y criminales.

Como Director del Partido Liberal quiero manifestar elementos de lo que considero son  una serie de políticas y acciones que van en la dirección de incrementar de manera sistemática la violencia en la sociedad Colombiana.

Condenamos el uso de la violencia para reaccionar contra la inaúdita brutalidad policial en los últimos días que solo genera mucha más violencia.  La reacción gubernamental de simplemente expresar su voluntad de investigar hechos de evidente flagarancia que obligan a tomar decisiones inmediatas han tenido una reacción que solo genera más indignación. La respuesta de que “vamos a investigar“es torpe, equivocada y facilista.

En días recientes en nuestra convención manifestamos el mal uso sistemático de la policía de este gobierno. Este es el cuarto uso equivocado e inapropiado de la policía que fue liberada de sus responsabilidades por el proceso de paz.

Primero fue atribuirles una responsabilidad para enfrentar la presencia de vendedores ambulantes aplicada a lo ancho de todas nuestras ciudades. Fue una decision errónea, torpe e infortunada. Nada más ajeno a las tareas por desarrollar de nuestro Ministro de Defensa y de la Dirección Nacional de la Policía porque esa es una función local y no del Ministerio de Defensa. El Código Nacional de Policía no está por encima de las facultades constitucionales de los alcaldes. 

Este tema debe ser una tarea de regulación y organización de las autoridades locales, y no de una pretensión absurda de desaparecer los vendedores ambulantes en todo el territorio nacional que es inalcanzable y equivocado.

Después los dedicaron a hacer cumplir el decreto abiertamente inconstitucional que nos regresaba a la prohibición, lo que hizo que abandonáramos los fallos de la Corte Constitucional de hace 25 años. Por fortuna el Consejo de Estado reafirmó la posibilidad del porte y tenencia de la dosis personal.

Ya los países europeos habían abandonado esta idea del prohibicionismo desde hace varias décadas, lo que también hicieron muchos países de América y una buena parte de los estados de la Unión Americana o los Estados Unidos. Lo hicieron porque a pesar de que se defiende una política moralista ésta tiene consecuencias desastrozas. Y no tengan duda de que multiplicaría el número de homicidios y crearía mafias gigantescas  alrededor de la política de consumo  de drogas. Creo que nos basta con tener que aplicar la política de prohibición al tráfico internacional de drogas.

Somos el primer bastión de esa política de disminuir el tráfico internacional. Decomisamos más coca que todos los demás países unidos. Claro que también hemos pasado a ser de lejos el principal productor de cocaína. Ahora tenemos desafíos gigantescos. Se siembra coca en todas nuestras montañas debajo de los bosques o los cultivos agrícolas. Ya nadie sabe de que magnitud es la producción que es alta y significativa.

Luego decidieron mover la Policía a defender las decisiones de la pandemia. Se esperaba que cada policía conociera decenas de decretos con las múltiples excepciones diferentes para cada ciudad y barrio.  No desconocemos la necesidad de  usar la policía, pero sus obligaciones eran imposibles de aplicar y se prestaron para toda clase de equívocos y arbitrariedades.

Ahora los tienen en una política condenada al fracaso. Hacer control de la protesta ciudadana es una tarea para la cual no están preparados. Nuestra policía es militar. Nuestros policías en su inmensa mayoría están preparados para la guerra contra los grandes carteles y organizaciones criminales al máximo nivel.

La Policía es incapaz e inepta para  hacer control de la protesta pacífica con peligrosos  infiltrados  con vocación vandala y anarquista. Les aseguro que en ningún otro país del mundo se le dispara con armas de fuego a los manifestantes, aún en las peores dictaduras. Los policías que las controlan no deben llevar armas de fuego sino armas que detengan la violencia. Aún con el Esmad que no usaba armas de fuego tuvimos muchos problemas y hasta un muerto. No sé quien tomó la peligrosa y absurda idea de que se debían controlar con policías militares que portan armas de fuego. No sé a quién se le ocurrió semejante desatino que produjo esa multitud de muertos y heridos. Esto no puede volver a ocurrir. Nos ha hecho ver como un país bárbaro.

Cesar Gaviria Trujillo

Expresidente de Colombia

11 Sept 2020.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.