Ospina era candidato a la Cámara por Bogotá.

Hugo Ospina
Foto: Twitter @hugoospina55

Hugo Ospina, líder del gremio de los taxistas, se lanzó a la Cámara con el aval del Partido de la U. Su número era el 108. 

Ospina prometía enfrentarse desde el Congreso a Uber y Cabify, aplicaciones a las que él siempre ha calificado de ilegales.  

Era la fórmula del representante de Caldas Hernán Penagos que aspiraba a elegirse como senador de La U. Pero ni Ospina ni Penagos lo lograron.  

El líder de los taxistas se quemó con 3.170 votos. Al Partido de la U también le fue mal en Bogotá: de 18 curules disponibles para la capital del país en Cámara, no consiguió ninguna. 

Esto significa que La U perdió a los dos únicos representantes de Bogotá que tenía. 

Por su parte, Penagos consiguió 53.688 votos, pero no fueron suficientes para garantizar una curul. 

El Partido de la U obtuvo 14 curules para el periodo 2018-2022 del Senado. Había conseguido 21 en 2014, lo que quiere decir que perdió congresistas. 

Otros quemados

Varios senadores actuales del Centro Democrático no lograron reelegirse: José Obdulio Gaviria, Alfredo Rangel, Nohora Tovar, Jaime Amín, Daniel Cabrales, Everth Bustamante y Rigoberto Barón

Sin embargo, el partido uribista consiguió ser el más votado del país en Senado y obtuvo 19 curules. 

En Cámara de Representantes, el Centro Democrático consiguió 32 sillas. 

En la Lista de la Decencia al Senado se quemaron Susana Muhamad, exsecretaria de Ambiente de la alcaldía de Gustavo Petro; Luz Marina Bernal, representante de las víctimas de los falsos positivos de Soacha, y David Jaramillo, bajista de Doctor Krápula. 

Por su parte, el actor Bruno Díaz intentó llegar a la Cámara de Representantes, pero no le alcanzó con los 5.618 votos que obtuvo. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido