Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alejandra Barrios, directora del a Misión de Observación Electoral
Alejandra Barrios, directora del a Misión de Observación Electoral
Colprensa

El Senado de la República retomó la discusión del proyecto de le ley con el cual se busca establecer una reglamentación para las sesiones virtuales del Congreso colombiano.

La iniciativa plantea unas reglas claras para que los senadores y representantes puedan seguir trabajando a través de plataformas digitales.

Sin embargo, la directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), Alejandra Barrios, indicó que la propuesta tiene algunos vacíos que podrían afectar las funciones constituyente, electoral y judicial, que debe desempeñar el poder legislativo.

Lea además: Proyecto que busca derecho a 'no tener hambre' se abre camino en el Congreso

“Llamamos la atención sobre las leyes estatutarias, porque tienen un procedimiento especial, que requieren unas votaciones particulares y debemos ver si al igual que con la función constituyente y la judicial, la presencialidad sería más bien el requisito dominante y no la excepción para los congresistas en el recinto”, sostuvo.

Barrios indicó que lo mejor sería implementar unas sesiones mixtas en las que cada bancada envíe su representación. 

“En temas de control político, en leyes estatutarias, podría ser muy importante y es fundamental la presencia de las bancadas, quienes ellos deleguen, para poder ejercer un mejor control y un mejor ejercicio en la definición de cual debe ser el contenido de las leyes”, señaló.

La directora de la MOE advirtió que las sesiones virtuales podrían poner en tela de juicio elecciones claves como la del Procurador General de la Nación y la del Defensor del Pueblo, las cuales se llevarán a cabo este año.

Le puede interesar: Se intensifica el debate político por propuesta de ayuda médica cubana

Barrios afirmó que el proyecto de ley debe dejar claro que la virtualidad no debe ser la regla, sino la excepción y darle la posibilidad a los congresistas de trabajar de manera presencial cuando así lo deseen.

Señaló además que también hay algunos errores de redacción en la iniciativa que podrían cambiar las competencias constitucionales que tienen los presidentes de Senado y Cámara de forma separada.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.