Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

fjbernal
María Clemencia Rodríguez, primera dama de Colombia
María Clemencia Rodríguez, primera dama de Colombia.

María Clemencia Rodríguez señaló que fue muy dañina la oposición que se le hizo a los acuerdo de paz con la desmovilizada guerrilla de las Farc.

De acuerdo a la Primera Dama, la Presidencia de la República fue muy compleja, atacada, con una oposición muy fuerte y "muchas veces muy injusta".

La esposa del presidente de la República, Juan Manuel Santos, señaló que durante estos ocho años como Primera Dama le quedaron cosas muy grandes.

"Primero tengo clavada la sonrisa de tantos niños cada vez que hacíamos entregas de estos Centros de Desarrollo Infantil. Realmente uno como esposa del Presidente aprende de todo, de lo bueno y de lo malo y todas esas cosas gratificantes las llevo en mi alma y las que no fueron tan gratificantes las he ido borrando con el tiempo", indicó  Rodríguez en diálogo con RCN Radio.

-Momento vivido tras el no al plebiscito-

La Primera Dama del País confesó que en ese momento el presidente Juan Manuel Santos analizó todas las posibilidades. 

"Todavía sigo sin entender cómo un país le dice no a la paz cuando es el bien más preciado de un ser  humano, pero finalmente esa fue la decisión de los colombianos y Juan Manuel la acató, fue un golpe muy fuerte, sigo sin recuperarme".

En ese entonces, asegura que Santos se reunió con su equipo de trabajo y analizaron la situación. Recalcó que todos los momentos difíciles ha rodeado a Santos junto a sus hijos, "siendo consejeros tanto en lo bueno como en lo malo y donde tenemos espacio".

En cuanto a sus hijos fue enfática en decir que no le gustaría verlos en la política y que están concluyendo una vida pública de más de 30 años.

"Mis hijos la han vivido, la han experimentado; a hoy yo le digo que no los veo en la política a pesar que puedan tener condiciones. Como mamá les digo que esperen a que yo no esté viva para que tomen esa decisión".

-Lo que le deja al país como Primera Dama-

Según María Clemencia Rodríguez, lo mejor de haber estado como Primera Dama durante ocho años fue poder servir y ayudar a la gente. 

"Si uno quiere empezar a cambiar el país, la Primera Infancia es el inicio", indicó Rodríguez.

Para la Primera Dama, no fue durante el mandato del gobierno Santos en el apareció el problema de la desnutrición en los niños. Considera que fue durante ese período que se empezó a evidenciar esa difícil situación que afrontan varias regiones del país.

Además, recordó que durante el Gobierno de su esposo Juan Manuel Santos se inyectaron más de 25 billones de pesos en el programa Primera Infancia.

-Caso Roberto Prieto-

Frente a la llamada Roberto Prieto, actualmente investigado por el caso Odebrecht, afirmó que es su amigo y que será solidaria con él.

"Roberto es mi amigo, lo están investigando y no le han demostrado nada y como su amiga fui solidaria con él y soy solidaria con él. Al respecto  no hubo nada comprometedor, fue simplemente una llamada cordial de una amiga que llamó a un amigo". 

Actualmente, Roberto Prieto está recluido en la cárcel La Modelo de Bogotá mientras espera que se adelante su juicio por los delitos de tráfico de influencias de particular, enriquecimiento ilícito de particulares, interés indebido en la celebración de contratos, falsedad en documento privado y falso testimonio.

-No volvería al servicio público-

La esposa del presidente del la República afirmó que deja de lado, para siempre, el servicio público.

"El servicio público ya se lo presté al país, espero seguir ayudando a los niños desde otros lugares que no sean desde el Estado, pero tengo claro que al servicio público no vuelvo", afirmó la Primera Dama.

Para Rodríguez, una vez su esposo entregue la Presidencia, la idea será recuperar el tiempo al lado de su nieta Celeste, hija de María Antonia Santos.

"Celeste llegó en el momento que tenía que llegar, es una niña espectacular, nos tiene embrutecidos a todos y vamos a girar al rededor de ella", dijo Rodríguez.

Por último, señaló que la gran lección que deja su familia a Colombia es la paz y que es el momento de transitarla.

"La responsabilidad no es de Juan Manuel Santos, la paz no es de él, la paz nos pertenece a cada uno de nosotros y tampoco le va a pertenecer a este gobierno que llega. Nos pertenece a casi 50 millones de colombianos y les diría que transitemos por ella", puntualizó la esposa de presidente Juan Manuel Santos.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.