Cargando contenido

La Vicepresidenta se refirió a la importancia de reactivar la economía sin descuidar la salud, teniendo en cuenta el deterioro del empleo.

Ibagué ocupa el segundo lugar en desempleo en el país
Archivo RCN Radio

En el marco de la apertura de la Cumbre Ministerial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, señaló que ante la crisis económica que vive el país por la Covid-19, se espera que al final del año Colombia tenga cinco millones de desempleados. 

Ramírez también se refirió a la importancia de reactivar la economía, sin descuidar la salud, teniendo en cuenta el deterioro del empleo y la consecuente pérdida de ingresos para los trabajadores en América Latina y el Caribe, por lo que propuso crear una red de buenas prácticas para trabajadores informales y un Fondo multilateral para apoyar a las mujeres en la región.  

Lea también: Gobierno Nacional crea la Consejería Vicepresidencial

"Los trabajadores informales son los más afectados, a pesar de las ayudas, y el riesgo de todas estas personas es inminente, es decender en la escala social (...) Y en nuestro caso que se espera una contracción profunda, estamos trabajando desde ya para tener un programa de recuperación de la economía", manifestó.

Y advirtió que "necesitamos algo que nos permita rápidamente generar empleos y compensar está pérdida de empleos, porque en la actualidad la tasa de desempleo está en el orden del 21.1%, es decir que de los 22 millones de personas, económicamente activas que tenemos en Colombia, cerca de 5 millones de personas van a estar desempleadas al cierre de 2020, lo cual nos pone una gran presión social".

La vicepresidenta ante la OCDE indicó que “hemos creado un registro simplificado para los informales, que nos permitirá tener medidas con mayor foco, para mitigar el impacto que tiene la informalidad, brindarles financiación, acceso al sistema financiero, capacitación, y lograr de esta manera el desarrollo de programas y políticas que les permitan la transición hacia la formalidad, porque esa tiene que ser la prioridad”. 

Ramírez señaló que,  "en este momento coyuntural, tenemos el desafío de ser más creativos y de entender mejor los cambios; analizar qué ajustes debemos hacer en el modelo de desarrollo, cómo lograr incluir mucho más a todos en el capitalismo. Con una red de buenas prácticas para informales que quiero proponer, nosotros también podemos aportarnos los unos a los otros y enfrentar muchos más adecuadamente este desafío del momento".  

Le puede interesar: Marta Lucía Ramírez rechazó pronunciamiento del expresidente Samper sobre los militares

Por su parte, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría advirtió sobre el preocupante panorama que afrontan los trabajadores de América Latina y el Caribe.

"La crisis ha revelado que los actuales mecanismos de protección social son insuficientes y muchos ciudadanos que no tienen acceso a los mismos son particularmente vulnerables. Los trabajadores informales representan cerca del 60% de la fuerza del trabajo en América Latina, de ese porcentaje, dos tercios no tienen acceso a protección social, es decir, el 40% de la población laboral", señaló Gurría. 

Para finalizar, la Vicepresidenta señaló que “ante esta crisis, los gobiernos no podemos quedarnos como espectadores viendo el empobrecimiento de los ciudadanos, como consecuencia de este shock de oferta y de demanda y como consecuencia del confinamiento decretado por la mayoría de nuestros gobiernos para salvaguardar la salud frente al virus”. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido