Cargando contenido

La vicepresidenta de la República asegura que en el fallo se confundieron los papeles.

Atentado al Club El Nogal, en Bogotá
Imagen de la destrucción que dejó la explosión de un carro bomba en el club El Nogal, en Bogotá, frecuentado por políticos y gente de la sociedad. 36 personas murieron y 198 resultaron heridas cuando la bomba explotó en el club de nueve pisos, el 7 de febrero de 2003.
AFP

Luego de haber adelantado un completo estudio del fallo de la Sección Tercera del Consejo de Estado que condenó a la Nación por el atentado ejecutado por las Farc en contra del Club El Nogal el 7 de febrero de 2003, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez manifestó su rotundo rechazo a dicha sentencia. 

Ramírez, quien era ministra de Defensa para la época de los hechos, dijo que no está de acuerdo con el fallo, por o que le pidió al Gobierno presente un recurso de revisión para que no quede ejecutoriado el fallo.

“A mí jamás el Consejo de Estado me pidió ningún tipo de declaración sobre ese tema. La defensa de la Nación fue absolutamente pobre en este caso. Cuando condenan a la Nación están condenando a que los recursos públicos de todos los colombianos se vayan a pagar esta sentencia”, sostuvo. 

 

En el mismo sentido, relató cómo cuando le nombraron ministra de Defensa, las Fuerzas Militares le dijeron que no podía seguir viviendo en La Calera y que debía trasladarse a Bogotá. Al respecto, dijo que los tiempos entre su estadía en el Club y el atentado no tienen ninguna correlación.  

“Cuando tuve que buscar dónde quedarme en la capital me hospedé en el Club El Nogal, como lo hace cualquier ciudadano socio de ese establecimiento. Me quedé en ese lugar a comienzos de septiembre y el atentado sucedió seis meses después, lo cual muestra que no hay ninguna relación en el tiempo entre el atentado en febrero de 2003 y mi hospedaje que fue tan sólo una semana en septiembre de 2002”, aseguró. 

Frente a supuestas advertencias a las autoridades de un posible atentado, la vicepresidenta dijo que esa información nunca llegó a su despacho, siendo Ministra de Defensa. 

Jamás recibí ninguna advertencia y nunca recibí ningún informe de inteligencia donde dijera que había amenazas sobre el Club. Entiendo a las víctimas y he sido solidaria pero lo cierto es que en el proceso se determinó una responsabilidad de la Nación que creo que haya existido”, recalcó. 

Cuestionamientos a las Farc 

La vicepresidenta finalmente aprovechó este fallo para arremeter contra las Farc, al considerar insólito que mientras se condena a la Nación, la guerrilla –responsable de haber ubicado los explosivos– ahora está en el Congreso. Dijo que no se pueden invertir los papeles frente a este lamentable suceso. 

“No puede ser que quienes trabajamos por defender a los colombianos terminemos en el paredón, mientras los criminales de las Farc que cometieron el atentado terrorista terminen con el beneplácito de terminar en el Congreso”, enfatizó.  

La semana pasada se presentó una intensa polémica en el país por el fallo que condenó a la Nación por este atentado cometido por las Farc. El Consejo de Estado determinó que el Club El Nogal era utilizado como sitio alterno de reuniones institucionales y no se tomaron las medidas de precaución del caso. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido