Cargando contenido

Busca mejorar la estrategia para combatir los cultivos ilícitos porque ya hay más de dos millones de adictos.

Guillermo Botero, ministro de Defensa.
Guillermo Botero, ministro de Defensa.
Colprensa

El Gobierno Nacional comenzó a socializar con los partidos políticos la nueva estrategia que implementará para combatir los cultivos ilícitos, que podría incluir el regreso de la fumigación aérea con glifosato.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, volvió a defender el uso de este herbicida y aseguró que se debe ajustar la política de lucha contra el narcotráfico.

“No puede seguir creciendo año tras año el cultivo de coca como ha venido ocurriendo desde el año 2013. Llevamos 5 años con unos crecimientos vertiginosos en las áreas de cultivos y esa tendencia hay que reversarla porque no hay más camino”, señaló.

Tenemos estimado que en el 2018 habría 2’200.000 personas adictas a las drogas y eso es de mucha gravedad porque eso impacta a 6 o 7 millones de personas, a familias enteras”, manifestó.

El funcionario se reunió con el Partido Conservador, colectividad que le expresó todo su respaldo a estas políticas.

El representante Juan Carlos Wills aseguró que durante este encuentro quedó totalmente claro que el uso del glifosato no tiene reversa.  

No hay marcha atrás, sí o sí se tiene que fumigar con glifosato porque la problemática es cada vez más fuerte. El ministro quiere hacer una erradicación total y para hacerla, necesariamente debe hacerse con glifosato”, manifestó.

El partido Conservador le pidió al Gobierno Nacional utilizar un mecanismo eficiente que incluya un plan de ayuda a los campesinos que resulten afectados.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido