Cargando contenido

Las medidas establecen acciones preventivas, tanto para el personal de la salud como para los usuarios, durante la pandemia.

Odontólogos atendiendo pacientes en medio de coronavirus
Odontólogos piden ayuda para regresar a sus consultorios con las medidas de seguridad.
AFP

Una reapertura gradual de los servicios en salud, anunció el Ministerio de Salud, luego de confirmar los lineamientos de Bioseguridad para la atención en salud oral, de los odontólogos, durante el periodo de la pandemia de la COVID-19.

El documento señala las consultas prioritarias, las cuales quedaron dispuestas a criterio del profesional de la salud, en este caso el odontólogo, quien determinará la urgencia de cada atención que realice.

Los diferentes consultorios que reactivarán los servicios deberán tener información (afiches, carteleras o videos) para instruir a los pacientes y usuarios sobre las recomendaciones de protección respiratoria, distanciamiento físico e higiene de manos. 

Lea además: Gobierno revisa protocolos en peluquerías y odontologías y evalúa extensión de cuarentena

También tendrán que contar con adecuado acceso a lavamanos con agua y jabón y/o suministro de elementos para higiene de manos de todos los usuarios del servicio. 

“En las salas de espera procure el menor número posible de personas, idealmente solo la persona que va a ser atendida, y en todo caso distribuya y marque las zonas de la sala de espera de tal forma que se logre una distancia de dos metros entre las personas, de lo contrario, deberá sólo permitir una persona en la sala, a menos que sea cuidador de la persona, que por alguna condición de salud o por la edad y deba estar acompañado por máximo una persona”, señala el documento.

Agrega que en la recepción se debe disponer de espacios de más de dos metros entre las personas que atienden la recepción y el usuario o coloque una barrera acrílica fija que la proteja del contacto y las gotas. 

Además, se designará un área exclusiva (Idealmente en la recepción) y mecanismos seguros para guardar la ropa y accesorios de calle de todo el personal de los servicios relacionados con la atención en salud bucal, en procura de evitar la contaminación cruzada.

Lea también: Más de 4.000 mujeres han pedido ayuda por violencia durante cuarentena en el país

“Evite al máximo el uso de accesorios en el personal y particularmente en el talento humano en salud que presta atención a los pacientes e instruya a las demás personas que ingresan a la entidad de salud para reducir su uso” indica.

En materia de uso de ropa, el Ministerio de Salud recomienda que la ropa y calzado de trabajo habitual de quienes laboran en los servicios relacionados con la atención de la salud bucal sea exclusivo para el trabajo, evitando utilizarlo en la calle y menos en el hogar. 

Asignación de citas 

Los lineamientos en la asignación consultas y trámites administrativos será a través de herramientas virtuales o telefónicas, con el objetivo de disminuir la presencia en las instalaciones de los servicios relacionados con la atención de la salud bucal, de usuarios, pacientes y acompañantes.

Se deben implementar o fortalecer los mecanismos de atención telefónica o electrónica para realizar trámites tales como solicitud de citas, solicitud de resúmenes o copias de historia clínica, entrega de documentos o constancias necesarias para la atención o soportes para la misma, revisión de la preparación de dispositivos, entre otros”, se indica el documento.

En el caso de los servicios de odontología y en los servicios de radiología odontológica, “se sugiere que, al momento de atender las solicitudes para asignar citas, se apliquen las preguntas relacionadas con el estado de salud de los pacientes.

Más noticias acá: "Encontramos un desorden muy grande": interventor del Hospital San Rafael de Leticia

 En estos lineamientos se definió además que el equipo de salud bucal, profesionales y auxiliares de salud oral, deben cumplir con todas las precauciones estándar, entendiéndose como las prácticas de prevención de infecciones que debe aplicarse para cualquier atención de pacientes, independientemente del estado de infección sospechosa o confirmada por la COVID-19.

Además, se obliga el uso de los elementos de protección sobre el uniforme exclusivo para la consulta odontológica. "Es el traje de protección personal antifluidos (overol tipo A35: completo con cubrimiento de cabeza y cuello) o la bata antifluido larga de manga larga con cierre en la espalda. Selle la bata/el traje con los guantes y haga uso de las manijas dispuestas en el consultorio para agarrarse durante su colocación. La bata/traje debe ser cambiada/o entre cada paciente", se señala en el documento.

Este es el documento: 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido