Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Antanas Mockus
Antanas Mockus
Colprensa

Antanas Mockus llegó al Senado después de obtener más de 500.000 votos en las pasadas elecciones legislativas. De esta manera, consiguió la segunda votación más alta para un congresista en la historia.

La expectativa por la llegada de Mockus por primera vez a la rama legislativa ha sido mucha. El ahora senador siempre ha manejado un discurso de respeto a la ley y se ha caracterizado por los actos simbólicos.

En Colombia, de hecho, saltó a la esfera pública después de que se bajó los pantalones y mostró el trasero cuando era rector de la Universidad Nacional, en octubre de 1993, durante un evento de artes. Mockus lo hizo porque varios estudiantes no lo dejaban hablar y empezaron a chiflarlo.

Pues bien, este viernes 20 de julio, en su primer día como senador, el exalcalde de Bogotá decidió hacer lo mismo después de casi 25 años. Efraín Cepeda estaba dando su último discurso como presidente del Congreso, pero nadie se callaba, de manera que empezaron a pedirles a todos los asistentes que hicieran silencio.

La solicitud no fue atendida, y Mockus se dirigió a la parte frontal del recinto del Senado, se ubicó cerca de donde está la mesa directiva y se bajó los pantalones y los calzoncillos. 

Angélica Lozano, compañera de bancada del exalcalde, explicó que él ya había pedido silencio varias veces: "Pidió silencio de muchas formas durante todo el rato (...) Antanas se paraba con el dedo en la boca pidiendo silencio, con la mano en la oreja, como pidiendo que por favor escuchemos".

"Al rato hizo otra expresión simbólica de pedir respeto, de por favor escuchemos al que está hablando, que es lo que él estaba buscando", agregó Lozano.

Enseguida, la atención se posó sobre él y muchos recordaron lo que el entonces rector hizo en 1993.

Sin duda, este suceso pasará a la historia del Congreso pues hasta el momento nadie había hecho algo parecido.

Después de esto, Mockus dijo que no se lo ocurrió "nada mejor en ese momento" y agregó que era clave no dejar pasar la oportunidad de hacer algo para pedir silencio: "Es una costumbre que se puede cambiar. Las costumbres se cambian a veces con intervenciones puntuales que tratan de ser pedagógicas", dijo.

Mockus se baja los pantalones

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.