Cargando contenido

Juan Carlos Galindo se mostró respetuoso de las investigaciones de la Procuraduría y Fiscalía por la falta de material para las consultas.

Tarjetones
Tarjetones de la consulta interpartidista.
Colprensa

El registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, entregó un balance positivo de la jornada electoral que se llevó a cabo este domingo en todo el país, pese a las dificultades que se presentaron con las consultas interpartidistas.

Aunque algunos han insinuado que deberían rodar cabezas en el organismo electoral tras la falta de tarjetones, el registrador afirmó que “no entremos en el tema de las renuncias, sino en el tema de los análisis sobre lo que realmente sucedió y si el mecanismo de las consultas debe mantenerse bajo estas condiciones y si el Estado está en la posibilidad de financiar estos proceso de esta manera o hay que tomar correctivos”.

“Es imposible determinar con el 100% de certeza cual iba a ser el volumen de votación en cada de una de las mesas para saber como distribuíamos el número de tarjetas exactos teniendo en cuenta que teníamos apenas 15 millones para cada una de las consultas”, indicó.

 

Afirmó además que el presupuesto inicialmente presentado para la realización de las consultas interpartidistas fue de 32 mil millones de pesos y de 18 millones de tarjetas impresas para cada una, pero el Gobierno pidió una reducción de costos.

“El Ministerio de Hacienda con las estrecheces fiscales que tiene nos dijo que no tenía 32 mil millones de pesos y que había que hacer ajustes y finalmente llegamos a una cifra de 26 mil 450 millones que implicó reducir el número de personal, algunos costos y bajar el número de las tarjetas electorales”, indicó. 

Dijo además que los partidos que decidieron participar en este proceso estuvieron de acuerdo con las medidas que se tomaron para enfrentar emergencias, como la falta de tarjetones en las mesas.

“El plan de contingencia consistía en trasladar las tarjetas de un puesto a otro y llegar incluso a las fotocopias y eso fue lo que sucedió”, indicó. 

El registrador respondió a las investigaciones que abrieron entes de control como la Procuraduría y la Fiscalía, por posibles irregularidades en las consultas interpartidistas.  

“Pero como toda entidad, estamos abiertos a brindar todas las explicaciones del caso. Tenemos todos los soportes técnicos, financieros y jurídicos que nos ponen en una posición que nos da la tranquilidad que hicimos lo que nos correspondía”, manifestó.

El registrador Juan Carlos Galindo también puso sobre la mesa la posibilidad de hacer una reforma electoral que permite migrar hacia las listas cerradas de los partidos para evitar que haya una gran cantidad de número de votos nulos para el Congreso de la República.

Galindo advirtió que los problemas que se presentaron con las consultas interpartidistas fueron superados de manera oportuna y no hubo necesidad de extender la jornada electoral.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido