Cargando contenido

El organismo electoral aseguró que por ley se tenía que adelantar el registro de los votantes.

Tarjetones
Tarjetones de la consulta interpartidista.
Colprensa

Ante la polémica que se presenta en el país por los listados que se realizaron durante las pasadas consultas interpartidistas que buscaban elegir los dos candidatos para la Presidencia de la República que se hicieron el pasado fin de semana. La Registraduría Nacional del Estado Civil asegró que esto no viola el secreto al voto de los colombianos.

El Registrador Delegado para Asuntos Electorales, José Hernando Suárez señaló que por ley se debía adelantar el registro en las planillas "Gran Consulta por Colombia" -que enfrentaba a  Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez Maldonado- y la "Consulta Inclusión Social por la Paz" -que enfrentaba a Gustavo Petro y Carlos Caicedo-.

Según lo establecido en el Código Electoral desde 1986, la Registraduría debe relacionar por escrito las personas que participan de esta jornada electoral, con el fin de tener registro de cómo se dio y cuántas personas participaron.

"Esto no es algo nuevo de la Registraduría, viene desde el 86 y está reseñado en la ley, esto hace énfasis en el registro, en saber qué se hizo y quiénes estuvieron, con el fin de dar legitimidad a los votos y por si de pronto una autoridad judicial lo requiere”, dijo Suárez. 

En este sentido enfatizó que estos registros son secretos y que ni el Estado o personas del común pueden consultarlos. Señalando así que desde esa entidad son los responsables de garantizar que esto se mantenga en el mayor secreto posible, hasta que pueda ser destruido.

“Sin un fiscal lo requiere debe traer una orden judicial y demostrar que lo que va a consultar está directamente relacionado con su investigación, ni siquiera nosotros como Registraduría podemos estar aquí metidos porque eso es algo ilegal (...) si después de cuatro no se usan o están libres de sospecha alguna, sencillamente se destruyen”, dijo el registrador Suárez.

La Registraduría Nacional del Estado Civil sostuvo que esta información nunca es digitalizada y que su requerimiento es parte de una reglamentación antigua, la cual señaló es necesario modernizar cuanto antes, ya que fueron diseñadas para un escenario en el que no existían tantas herramientas de apoyo tecnológico.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido