Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La reforma política revive la mermelada para los congresistas.
La reforma política revive la mermelada para los congresistas.
Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital

El turno llegó para el Senado. Se espera que desde las 11 de la mañana de este lunes la plenaria de la Cámara Alta del Congreso aborde la discusión y votación las seis objeciones que hizo el presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)

La plenaria será escenario del fuerte pulso que se ha vivido en las últimas semanas en el Congreso, entre los partidos de Gobierno que buscan que se aprueben las objeciones, y los independientes y de oposición, que creen que deben negarse porque se trata de “cosa juzgada”, al haberse pronunciado ya sobre esos artículos la Corte Constitucional. 

La sesión de este lunes es una continuación de la que había comenzado el pasado martes 23 de abril. En ella se definió la fecha del inicio de la votación, tras una propuesta del presidente del Senado, Ernesto Macías, en medio del malestar de la oposición, que insistía en definir la orden del día de las discusiones para incluir el debate sobre las objeciones.  

En ese entonces se escucharon airadas discusiones entre miembros de la oposición, que han anunciado votarán en contra de las objeciones presentadas y los miembros de la bancada de gobierno -en cabeza del senador Alvaro Uribe- que pidieron un consenso en la búsqueda de salvar al menos las objeciones que se relacionan con la extradición y con las responsabilidades de terceros y no pertenecientes al proceso de paz.

En contexto: Cámara niega objeciones del presidente Iván Duque a ley de la JEP

El Senado votará las seis objeciones por separado, artículo por artículo, a diferencia de lo que sucedió en la Cámara de Representantes, donde se discutieron en bloque y fueron rechazadas el pasado 8 de abril. 

Según las cuentas que se proyectan, de los 97 votos para decidir en la sesión de este lunes, restando las 11 curules de congresistas que por diversas circunstancias no pueden votar,  la mayoría cercana a los 58 estarían en contra de las objeciones del gobierno.

Los partidos que conforman la mayoría

El texto que entra en consideración de la plenaria del Senado se publicó en el orden día en los siguientes términos: 

"De conformidad con el artículo 1º del Acto Legislativo 01 de 2016 en el que se regula, el procedimiento legislativo especial de paz que establece: Los proyectos de ley y de acto legislativo tramitados mediante el procedimiento legislativo especial para la Paz tendrán trámite preferencial. En consecuencia, tendrán absoluta prelación en el orden del día sobre cualquier otro asunto, hasta tanto la respectiva Cámara o Comisión decida sobre él.

Los congresistas en las toldas de Cambio Radical, en el Partido Liberal, la Alianza Verde, El Polo Democrático y los que se suman en el petrismo son lo que en la sesión de este lunes se enfrentan a la coalición de gobierno, conformada en su mayoría por el Centro Democrático y el Partido Conservador.

Si no prospera el acuerdo para salvar algunas de las objeciones y del cual ha hecho una férrea defensa el senador Uribe, lo más probable es que prospere el sector que se opone a lo presentado por el gobierno.

Para las 11 de la meñana se ha fijado en el programa, se reanudarán la discusión a las objeciones y posteriormente se procedería a la votación.

Le puede interesar: Las seis objeciones a la JEP se votarán por separado en el Senado

Las objeciones de Duque 

El presidente Iván Duque había objetado el domingo 10 de marzo seis artículos de la ley que regula el sistema de justicia transicional, creado en el acuerdo de paz para juzgar los crímenes cometidos durante el conflicto armado. 

"He decidido realizar objeciones a seis de los 159 artículos de la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) por razones de inconveniencia e invitar a que el Congreso de la República las debata constructivamente", declaró el mandatario en una alocución televisada.  

La llamada ley estatutaria de la JEP, aprobada por el Congreso en noviembre de 2017 y enviada el pasado 11 de febrero a la presidencia para su sanción o objeción, es parte del modelo de justicia acordado en Cuba entre el entonces gobierno de Juan Manuel Santos y la exguerrilla de las Farc. 

El mandatario aseguró que las objeciones buscan "corregir" el texto acordado en La Habana "sin ánimo de polarizar".  

"No existe la falsa división entre amigos y enemigos de la paz, pero queremos una paz que garantice de manera genuina la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición", agregó. 

La presidenta de la JEP, Patricia Linares, declaró en un video enviado a la prensa que la entidad "seguirá funcionando plenamente, ejerciendo a cabalidad todas y cada una de sus competencias y funciones", en espera de una decisión definitiva sobre la ley.  

Los reparos tienen que ver con el futuro de los excombatientes reincidentes en delitos después de la firma del acuerdo de paz, la posibilidad de que la fiscalía avance en diligencias mientras la justicia de paz toma decisiones, el tratamiento de los delitos de lesa humanidad y la extradición.  

Por otro lado, Duque anunció en su momento que presentaría una reforma constitucional al acto legislativo que creó la JEP, que incluirá la exclusión de delitos sexuales contra menores de edad, la pérdida de beneficios para quienes reincidan en actividades delictivas y la competencia de la fiscalía frente a los delitos cometidos antes del 1 de diciembre de 2016 y que continúen ejecutándose. 

El fin de semana, el canciller Carlos Holmes Trujillo García respaldó la alerta que hizo previamente del presidente Iván Duque sobre a la ley estatutaria de la JEP y señaló que es necesario evitar impunidades.

El presidente Duque había dicho que a este proyecto no se le entró un mico sino un King Kong” y que existe el riesgo que capos del narcotráfico entren como "colados" para evitar la extradición.

El ministro Trujillo García expresó que se deben aprobar en el Congreso de la República las objeciones formuladas por el mandatario Duque a seis artículos de la ley estatutaria de la JEP.

“Conviene a Colombia que la extradición siga siendo un mecanismo fuerte y creíble de cooperación judicial con varios países, conviene que la fortaleza de ese mecanismo evitar que haya colados de narcotraficantes, mafiosos y delincuentes que bajo la sombrilla de la supuesta verdad se cuelen para evitar la extradición”, sostuvo Trujillo García.

El Acuerdo de Paz que dio origen a la JEP prevé otorgar penas alternativas a la cárcel a quienes confiesen sus crímenes, reparen a las víctimas y se comprometan a nunca más ejercer la violencia, sean guerrilleros o militares. 

Fuente

Sistema Integrado de Información y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.