Cargando contenido

Tras las revelaciones sobre un posible regreso de los falsos positivos, buscarán sacar a Guillermo Botero del cargo.

Guillermo Botero, ministro de Defensa
Guillermo Botero, ministro de Defensa.
Foto: Colprensa

Las bancadas alternativas consideran que las revelaciones hechas por el New York Times sobre el presunto regreso de los denominados ‘falsos positivos’ son muy graves y por eso insistirán en que el ministro de Defensa, Guillermo Botero, deje su cargo.

En las próximas horas los partidos de oposición volverán a radicar la moción de censura en la Cámara de Representantes en contra de Botero, para lo cual esperan contar con el respaldo del Liberalismo, la U y Cambio Radical.

En contexto: Vacaciones y permisos, incentivos por mostrar bajas y resultados entre tropas

La representante a la Cámara de la Alianza Verde Katherine Miranda dijo que “próximamente vamos a presentar la moción de censura, pero en estos momentos la pelota de juego está en el campo de los partidos de la U, de los liberales y de Cambio Radical”.

“La idea es que podamos presentar una moción de censura hecha a cuatro manos entre los miembros de la oposición y estos partidos políticos para que tenga efectos la moción de censura y logremos sacar al ministro de Defensa de esa cartera”, indicó.

Las reuniones que está sosteniendo el presidente Iván Duque con las bancadas independientes, podrían ser cruciales en medio de este debate que hoy salpica al ministro. 

Lea también: Tras reunión con Duque, Uribe propone reformar participación política de Farc

Fuentes indican que si estos partidos logran un acuerdo con el Gobierno para no afectar el proceso de paz y garantizar el pleno funcionamiento de la JEP, podrían abstenerse de impulsar dicha moción de censura.

Sin embargo, los partidos de oposición no descansarán hasta ver por fuera de la cartera de Defensa a Guillermo Botero, no solo por el posible regreso de los falsos positivos, sino también por el asesinato de los líderes sociales y la muerte de un desmovilizado de las Farc a manos de un cabo del Ejército.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido