Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente Petro rompió su silencio ante la decisión del Alto Tribunal.
Presidente Petro rompió su silencio ante la decisión del Alto Tribunal.
Archivo

El presidente Gustavo Petro salió en defensa del decreto que derogó la prohibición de tener, distribuir y comercializar drogas en todo el país, pues varios sectores han criticado la medida asegurando que con esto se desarma a la fuerza pública y se configura un "narcoestado". 

Frente a estas críticas, el mandatario reprochó confusiones en algunos medios de comunicación y aclaró que desde la Constitución se permite el porte de la dosis mínima. 

"Si la constitución permite la dosis personal, la actividad de la Policía no se debe centrar en perseguir consumidores de estupefacientes, sino en perseguir los grandes capos de la droga y en perseguir los delitos que afectan la ciudadanía", mencionó Petro en su cuenta de X. 

Esta decisión generó reacciones, principalmente la del expresidente Álvaro Uribe, quien cuestionó que con el decreto se esté poniendo en peligro el futuro de la Nación. 

El exmandatario recordó que el uso medicinal de las drogas está permitido desde 1960, además de resaltar que Colombia es un país que no persigue el porte de dosis mínima. 

"Colombia no lleva personas a la cárcel por consumir o portar dosis personal de drogas, por eso NO ESTÁN PENALIZADAS. El uso médico, científico, medicinal, está legalizado desde los años 1960", dijo Uribe. 

El expresidente agregó que la legalización de las drogas es un paso para afectar las instituciones como la familia y ayudar a la "aniquilación" de la juventud, que podría caer en el consumo de estupefacientes.

"Ir más allá, con la legalización del consumo recreativo y la eliminación de controles policivos, es un paso para generalizar la familia disfuncional, para destruirla, para llevar a la juventud, a la ansiedad y a la aniquilación. Esto contribuye a destruir la Nación, así al principio no se note", aseguró.

Por su parte, el expresidente Iván Duque, quien firmó el decreto que fue derogado, aseguró que es una nueva decisión que beneficia el crimen y va en contra de los niños, niñas, juventud y familias colombianas. 

"El decreto derogado buscaba decomisar drogas en las calles, no criminalizar consumidores. Era una medida contra los jíbaros para garantizar entornos seguros. Con las nuevas deposiciones, les llegó su diciembre a los delincuentes", afirmó el exmandatario.

De interés: “El ELN debe admitir que el secuestro es un error histórico y un obstáculo en las negociaciones”: José Félix Lafaurie

Finalmente, el exdirector nacional del CTI de la Fiscalía, Julián Quintana, calificó como "muy grave" la decisión del Gobierno, pues mencionó que "al derogar el presidente el decreto que prohibía poseer, tener, entregar, distribuir y comercializar drogas, quedan nuestros adolescentes y niños desprotegidos ante las estructuras del narcotráfico. El consumo aumentará y más vidas se perderán". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.