Cargando contenido

Senadores buscan excluir a las universidades del proceso de elección del funcionario.

Senado
Colprensa

La plenaria del Senado de la República no ha podido aprobar el proyecto de ley que fija las nuevas reglas para la elección del próximo Contralor general de la República.

Aunque quedó claro que el funcionario será escogido luego de una convocatoria pública hecha por el Congreso a través de una nueva comisión accidental, no lograron ponerse de acuerdo sobre la manera de conformar la misma.

Lo que sí logró el respaldo de las mayorías es que esa nueva célula sea la encargada de estudiar las hojas de vida y de seleccionar diez candidatos, entre los cuales se nombrará al jefe del organismo de control.  

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, lamentó que se hubiera modificado el texto para excluir a las universidades de su participación directa en el proceso de elección.

Concentrar todo en el Congreso permite cumplir uno de los criterios que está en la disposición constitucional y es que la convocatoria la haga la corporación, pero el texto constitucional también habla del criterio de mérito y la única manera de tenerlo en cuenta es hacer una evaluación de carácter técnico a las personas que se presenten para ser contralores”, indicó.

El senador Armando Benedetti aseguró que las demoras para la aprobación de esta iniciativa se debieron a un interés oculto que existe de boicotear la aprobación de la ley de procedimiento de la JEP.

“Las nuevas mayorías en el Congreso llevan dos semanas discutiendo cómo elegir al Contralor para ver si el nuevo gobierno se queda con el cargo y eso conlleva a dilatar hasta la otra semana la JEP (que ni siquiera se ha tocado)”, cuestionó.

El representante Rodrigo Lara dijo que algunos buscan tener Contralor de bolsillo y por eso excluyeron a la academia del proceso de convocatoria para la elección del mismo.  

“La persona que está encargada de combatir la corrupción, de buscar objetivamente la ejecución de los recursos y escudriñarlos, no puede ser una persona de bolsillo del próximo presidente y menos del doctor Uribe Vélez que desde ya está buscando esa concentración de poder en su entorno”, indicó.

Por propuesta del expresidente Álvaro Uribe, el Senado aprobó que las universidades sirvan como entidades consultivas del Congreso para las diez hojas de vida de los candidatos que resulten preseleccionados, sin que su concepto sea vinculante para la designación del jefe de la Contraloría.

Este miércoles fue convocada nuevamente la plenaria para terminar la votación de este proyecto de ley.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido