Cargando contenido

La magistrada Patricia Linares dijo que se espera que el 15 de marzo se presenten ante la JEP 7.300 personas.

Magistrada Patricia Linares, presidenta de la Justicia Especial de Paz
La magistrada Patricia Linares, presidenta de la Justicia Especial de Paz en entrevista con Yolanda Ruíz en RCN Radio.

La magistrada Patricia Linares, presidenta de la Justicia Especial de Paz, señaló que el órgano judicial que dirige ya está en funcionamiento y que el próximo 15 de marzo se presentará a consideración del presidente de la República los procedimientos de funcionamiento y reglamento para operar.

En entrevista con RCN Radio, la magistrada reveló que ya se viene trabajando sobre unas 11 acciones de tutela y que existe dentro de la JEP una sección de revisión que es la encargada de recibir esas tutelas.

"Hace unas semanas la Corte Constitucional al decidir sobre una coalición de competencias y con base en la norma nos remitió una tutela, dijo que la JEP está funcionando y luego le remito esta tutela para que la resuelva", dijo la presidenta de la JEP.

"Se activó la competencia, la recibimos desde luego, pero esto ha ocasionado que lleguen otras tutelas, alrededor de once. En la estructura de la JEP hay una sección del tribunal que debe absolver o resolver estas tutelas, que es la sección de revisión, se están tramitando y en estos días se producen las primeras decisiones", indicó la magistrada Linares.  

A la JEP le corresponde a través de esa sección revisar las tutelas que llegan contra decisiones de la Secretaría Ejecutiva de la propia Justicia Especial de Paz.

"Estamos en un periodo de preparación corto, la verdad, sobre reglamento y procedimiento y lo que se viene a partir del 15 de marzo es bastante, como por ejemplo la ley de Amnistía. Ahí esperamos alrededor de 2.900 solicitudes de las cuales hay unas 600 personas que no han recobrado su libertad", explicó la magistrada.

Hay otra sala que tiene que ver con miembros de la Fuerza Pública, que son unos 1.400 que están esperando que se les resuelva su situación jurídica y en total hablamos de unos 7.300 en total presentados a la propia JEP, los que han firmado las actas y que estarán en la Secretaría Ejecutiva", agregó.

La magistrada explicó que adicionalmente están los informes de Fiscalía, Procuraduría, de la jurisdicción penal militar y que todos llegarán para estudio de la JEP

Sobre el tema de las Farc y los bienes que no reportaron como el caso de los supermercados que fueron puestos a nombre de testaferros, la magistrada explicó que lo importante en Justicia y Paz es el reconocimiento de aportar toda la verdad para que se beneficien las víctimas.

"La jurisdicción a través de sus distintas salas tendrá que contrastar sus propias investigaciones con otras y los informes de las víctimas y de organismos como la Fiscalía, la Procuraduría y las demás", sostuvo la magistrada Linares.

Dijo que la decisión final de quienes se quedan en la Justicia Especial de Paz es justamente ese tribunal para lo cual será muy importante contrastar las investigaciones de la JEP con los informes de los otros organismos.

La presidenta de la JEP, Patricia Linares, dijo que sobre el tema de los terceros, el diseño del modelo está orientado a contribuir al cierre del conflicto, y por eso son varios los componentes del sistema.

"Sacar a algunos de los actores del conflicto podría no contribuir de manera eficaz al cierre del conflicto. Hubo un comunicado de la Corte Constitucional sobre el particular, pero no se conoce la sentencia del mismo. Debemos remitirnos a la Constitución, al derecho internacional humanitario y a todos los demás relacionados", expresó la magistrada Linares.

"Nosotros como JEP estamos en disposición de aplicar todo el marco normativo que se nos impone como el derecho penal internacional y el DIH, pero no puedo hablar en este momento de qué va a pasar con los máximos responsables del conflicto", agregó.

"Estamos supeditados a un marco normativo que está vigentes, a un acto legislativo que ya fue aprobado, tenemos la ley de amnistía que ya fue avalada por la Corte Constitucional y en ese orden lo seguiremos acatando. Si en ese marco normativo se producen cambios en el próximo gobierno, pues lo acataremos, una vez haya cumplido todos los procedimientos de ley como el Congreso y la Corte", sostuvo la magistrada Linares

Dijo que el modelo está orientado hacia una justicia restaurativa, que como su nombre lo indica busca reconstruir un tejido social que ha sido destruido y se ocupa de las causas que ocasionan la infracción o el delito cometido.

"Qué tiene que ver el Estado en ese tipo de delitos, cómo se ha desarrollado la guerra durante tantos años, qué se ha producido en las regiones y cómo se va a reparar a las víctimas", agregó la presidenta de la JEP

Sobre la sala de reconocimiento, la magistrada Linares explicó que es donde deben llegar los actores y reconocer que han causado un daño y estar dispuestos a enmendarlos y allí estará la fiscalía presente.

"La priorización y selección de los casos, como los de abuso sexual serán coordinados por las salas de la JEP y así quedó consignado y acordado con la misma Fiscalía General", precisó la magistrada Linares

Advirtió que "optamos por un modelo intermedio que deberá operar muy bien con cada magistrado de la JEP; tenemos 10 despachos y la secretaria que cumple funciones de soporte tiene alrededor de 300 personas. Por eso es un modelo intermedio de funcionamiento con características muy precisas".

"Lo que hicimos fue conformar un grupo de análisis de información integrado por 113 profesionales de todas las disciplinas quienes estarán en la parte judicial con un director, que a su vez será orientado por un magistrado", agregó.

Como se trata de un conflicto de más de 50 años, por eso hablamos de priorización y selección de los casos más representativos que permitan a las comunidades afectadas sentirse reconocidas y reparadas, así su caso puntual no haya sido abordado, dijo.

Por último, la presidenta de la JEP señaló que el país debe confiar en ese organismo porque permitirá conocer la verdad y reparar a las víctimas del conflicto, lo que se logrará con las decisiones que se tomen dentro de la propia Justicia Especial de Paz, de manera rigurosa y oportuna, teniendo presente que el modelo está orientado a la justicia restaurativa y la reconciliación nacional.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido