Cargando contenido

Hubo confusión en la designación de conciliadores, lo que hizo que no fuera anunciado en la plenaria de la Corporación.

El Congreso de la República, en Bogotá
El Congreso de la República, en Bogotá
Colprensa

El proyecto anticorrupción, que eliminaba la casa por cárcel para corruptos, se hundió este jueves en el Congreso de la República, pese a que se había aprobado en los debates reglamentarios.

El hundimiento se produce porque se necesitaban conciliar los textos de lo aprobado entre Cámara y Senado y, para ello, había plazo hasta este jueves 20 de junio, cuando se acaba la actual legislatura.

No obstante, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Chacón, no lo anunció para fuera debatido en la última plenaria de la corporación.

En contextoProyecto Anticorrupción: presidente de Cámara 'no ve fácil' su conciliación

Según información preliminar, un cambio de conciliadores a última hora creó una confusión, lo que hizo que el representante Chacón levantara la sesión sin anunciar el debate de conciliación del proyecto anticorrupción.

Inicialmente, el presidente de ese órgano legislativo designó al representante Jairo Cristo de Cambio Radical como conciliador para firmar el documento que tendría que llegar a la mesa directiva de la Cámara de Representantes.

Sin embargo, se escuchó el nombre del representante Gabriel Vallejo del Centro Democrático, quien habría firmado el texto conciliado entre ambas Cámaras. Este hecho extrañó a la mesa directiva de la Cámara de Representantes y al propio Chacón, quien decidió no anunciar el debate de conciliación y levantar la sesión plenaria.

Le puede interesar: 'Doy por hundido proyecto que elimina casa por cárcel para corruptos': Angélica Lozano

Entre los congresistas de la Cámara corre el rumor de que el presidente del Senado, Ernesto Macías, tenía el texto de la conciliación, pero faltaba la firma de un representante y llamó al uribista Gabriel Vallejo para que la firmara.

El presidente de la Cámara de Representantes ya había asegurado que no veía fácil el trámite de conciliación del proyecto de ley anticorrupción, que ya cumplió todos los debates en el Congreso, pues debían unificar los textos con lo aprobado en el Senado.

Según había dicho Chacón, para tramitar la conciliación de los textos de la iniciativa habría tenido que sacrificar casi 90 proyectos que estaban para ser debatidos.

Fuente

Sistema Integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido