Cargando contenido

A la iniciativa le resta un debate en el Senado para convertirse en ley de la República.

embarazo
Ingimage

En el Congreso de la República fue aprobado en tercer debate un proyecto de ley con el que se busca eliminar la prueba de embarazo como requisito para acceder a un trabajo en el país.

La iniciativa, que pasa ahora a último debate en la plenaria del Senado, establece sanciones para las empresas que obliguen a las mujeres a practicarse este examen para ser contratadas.

El senador Jorge Iván Ospina afirmó que “a una señora que va a empezar a trabajar no se le puede poner como requisito la prueba de embarazo para que no hayan sesgos, exclusiones y para que se preserve el derecho de la mujer a ser empleada y madre”.

Ospina explicó que el proyecto plantea unas excepciones cuando se trate de profesiones o trabajos de alto riesgo para la vida de la madre o del bebé.

“Si una compañía restringe el ingreso de una trabajadora por sospecha de que está embarazada, va a tener una sanción ejemplar porque ella no puede ser excluida o discriminada”, indicó.
 
“Hay sanciones en términos de multas y de exposición mediática por vulnerar los derechos de la mujer”, manifestó.

El proyecto entrará a su cuarto y último debate en la plenaria del Senado de la República para que pueda convertirse en ley de la República.

De acuerdo a la iniciativa, promovida por el partido MIRA, sólo se podrá solicitar una prueba de embarazo como requisito laboral en el momento que se ingrese a un trabajo que sea catalogado por el Ministerio de Trabajo como de alto riesgo para la salud. 

Aunque la Constitución garantiza la igualdad en materia laboral, el derecho a la intimidad, al trabajo de las mujeres, la protección a la familia, la no discriminación y brinda especial protección de la mujer en lo que tiene que ver con la maternidad, muchas empresas tienen como requisito este documento.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido