Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Voto
Pexels

El sistema electoral colombiano contempla dos tipos de listas, abiertas y cerradas, para que los partidos y movimientos políticos postulen a sus aspirantes al Congreso de la República. Por ejemplo, el llamado 'pacto histórico' (partidos y movimientos de izquierda) anunció que presentará listas cerradas para las elecciones de Senado y Cámara.

¿Cómo funcionan las listas cerradas?  

Las listas cerradas, según explica Andrés Dávila, profesor de ciencias políticas de la Universidad Javeriana, son planchas que arman los partidos políticos con los nombres de sus candidatos para Senado y Cámara.

Le puede interesar: ¿Por qué hay discrepancia en cifras de población entre el Dane y la Registraduría?

“Cuando un movimiento o partido decide ir con una lista en la cual está predefinido el orden de los candidatos y, por tanto, el lector al votar por la lista respeta ese orden. Los votos van a la lista y, de acuerdo con el número de curules que se obtengan, se asignan por el orden que tiene la lista uno, dos, tres, cuatro o cinco, hasta donde llegue”, sostuvo Dávila.

Es decir, en ellas hay un orden que comienza con el número uno o la cabeza de lista y, a medida en la que el partido va obteniendo más votos, se eligen más personas de la lista o plancha que haya presentado la colectividad.

La Registraduría habilitó 107.916 mesas de votación.
La Registraduría habilitó 107.916 mesas de votación.
AFP

“Se necesita en la lista una cabeza significativa”

Un ejemplo fue la lista al Senado que encabezó el expresidente Álvaro Uribe Vélez, en 2014, que le permitió elegir a veinte senadores y conseguir la personería jurídica para su partido, el Centro Democrático, reveló Catalina Jiménez de la Universidad Externado de Colombia.

“Por eso, lista cerrada le sirvió mucho a Uribe cuando se presentó como senador. Por eso es obvio que necesita una cabeza en la lista muy representativa, significativa y muy fuerte para alcanzar más curules”.

Sin embargo, señala el profesor Dávila, que este mecanismo ha tenido críticas como  la elección de los miembros a la lista cerrada, pues muchas veces es armada por los directivos de los partidos políticos a su gusto y es por eso se opta a las listas abiertas.

“Lo que pasa es que apenas hay poderes o intereses más desarrollados pues es muy difícil lograr el acuerdo de cómo hacerla esas listas cerrada. Siempre es un problema y la queja es que terminan ciertas figuras o ciertos liderazgos imponiendo con el bolígrafo el orden de la lista desde el poder, prestigio o recursos y no por medios democráticos”.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la participación de ciudadanos en las listas que los partidos y movimientos políticos presentarán al Congreso. Para las elecciones legislativas de 2022, el 'pacto histórico' y la llamada 'coalición de la esperanza' abrieron inscripciones para que los ciudadanos conformen sus planchas.

Lea también: Vapeadores y cigarrillos electrónicos generan gran afectación a la salud, advierten expertos

¿Renovaría esto el Congreso de la República?

Para Catalina Jiménez, "de ninguna manera la inscripción de ciudadanos trae una renovación al interior del Congreso. Lo que se puede renovar es la democratización interna de los partidos, selección de candidatos, puede haber un movimiento digamos sociodemográfico o sociopolítico si se quiere ver al interior de esos partidos que buscan candidatos distintos o que buscan candidatos en otras partes o líderes que despunten”.

Por su parte el profesor Dávila sostuvo que “no es una renovación ni mucho menos una idea novedosa de los partidos o de los movimientos. Eso no es populista eso es populachero y poco novedoso”.

Finalmente, ambos coincidieron en que son mucho más viables las listas abiertas, en las cuales cada candidato tiene su propio número y busca sus propios votos para ser elegido.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.