Cargando contenido

El presidente de la República aseguró que el exdiputado es un perseguido político del gobierno de Nicolás Maduro.

Julio Borges
Julio Borges, opositor venezolano.
Foto: Colprensa.

A comienzos del pasado mes de agosto, Venezuela pidió a Interpol la captura internacional del diputado opositor Julio Borges por su presunta participación en un atentando al presidente Nicolás Maduro. 

"Es el cómplice necesario de la operación. Juan Requesens confiesa su complicidad en el magnicidio en grado de frustración, pero al mismo tiempo denuncia y confiesa que lo hizo a órdenes de Julio Borges. Es por eso que hemos solicitado código rojo", dijo en ese entonces el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez.

Julio Borges, férreo opositor de Nicolás Maduro, y quien fuera presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se encuentra radicado en Colombia. Desde el asilo, en reiteradas ocasiones ha negado las acusaciones del gobierno Venezolano, incluso calificó el supuesto atentando contra Maduro, donde utilizaron drones cargados con explosivos, como una "farsa". 

 

El político es uno de los personajes más visibles de la oposición venezolana y se encuentra radicado en Colombia desde febrero pasado. El opositor llegó al país, una vez fracasó una mesa de diálogo que sostenía el gobierno Maduro con un grupo de opositores en República Dominicana. 

Borges, abogado de profesión, fue electo diputado a la Asamblea Nacional de Venezuela por Miranda durante los períodos 2000-2005, 2010-2015 y 2016-2021, y fue elegido presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela para el período 2017-2018. En el año 2000 fundó el partido político Primero Justicia.

Este lunes, en la asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se desarrolla en Nueva York, el presidente Iván Duque advirtió que no va a extraditar a Julio Borges.

El jefe de Estado colombiano afirmó que el expresidente de la Asamblea Nacional Constituyente es un perseguido político de Maduro, añadiendo que sería absurdo avanzar en ese trámite con una solicitud de esas características que se hizo en los últimos días.

“Nosotros no vamos a extraditar a Julio Borges. Nosotros no vamos a extraditar a un perseguido político para que una dictadura viole sus derechos humanos; ese trámite sería un despropósito”, sostuvo el presidente de Colombia.

Ante dicho pronunciamiento, Borges agradeció a Iván Duque el anuncio que hizo en el sentido de que no lo extraditará a su país. 

"Venezuela es un estado fallido, se ha convertido en una amenaza para todos los países. La situación se está agravando a tal nivel que no debemos cerrar ninguna opción, debemos tener todas las opciones sobre la mesa", aseguró Borges. "Todas las dictaduras al final se convierten en un núcleo muy pequeño de personas. Toca seguir concentrando la presión y que termine de fracturarlos", enfatizó. "Si hacemos las cosas con inteligencia es el comienzo del fin", dijo Borgues en diálogo con La FM. 

El 9 de agosto pasado, Julio Borges dijo estar estudiando a qué figura legal recurrir luego de salir de Venezuela. "No conozco la legalidad que me pueda ofrecer Colombia", aseguró. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido