Cargando contenido

La plenaria del Senado no pudo votar la conciliación del proyecto por falta de quórum.

Congreso
Congreso
Colprensa

A punto de hundirse quedó la reforma política en el Congreso de la República, luego de que en la plenaria del Senado no se consiguieran los votos necesarios para sacarla adelante. 

Aunque se tenía previsto que el Senado tomara decisión sobre una maratón de iniciativas, incluyendo la conciliación de de este acto legislativo, la falta de quórum lo impidió, lo cual llevó a la mesa directiva a convocar, de forma inusual, una nueva sesión el domingo a las 7 de la noche. 

El retiro de los partidos de oposición como la Alianza Verde y el Polo Democrático, al igual que el de la bancada de Cambio Radical, dio al traste con la sesión. 

Lea también: Cámara hunde listas cerradas y paridad de género en reforma política

El senador Santiago Valencia, ponente del proyecto, dijo que es muy preocupante lo ocurrido con este y otros actos legislativos. 

“Lo que vemos es que parte del Congreso no ha entendido como debe ser el nuevo relacionamiento con el Gobierno, que debe basarse en programas, proyectos, pensamientos y no en temas políticos”.

“Lo que vemos es qué hay unos que no han entendido que deben dejar de lado sus intereses personales y partidistas para poner por encima los intereses del país”, manifestó. 

Lea también: ¿Para cuándo quedará legislada la segunda vuelta para elegir alcalde en Bogotá?

El senador Temistocles Ortega, otro de los ponentes, dijo qué hay jugadas debajo de la mesa que quieren impedir las reformas que necesita Colombia. 

“Lo que resulta preocupante es que las cosas de fondo del país se escondan frente a una serie de artimañas que el país no soporta más”, indicó. 

El senador Gustavo Petro, dijo que la bancada de oposición se retiró y no votó la conciliación de la reforma política, porque no está de acuerdo con que se haya eliminado el artículo de la lista cerrada. 

Lea también: Colombia, camino a prohibir por ley experimentos con animales

Yo soy partidario de la lista cerrada y de la equidad de género con alternancia para que se garantice que la mitad del Congreso esté conformada por mujeres, y eso no lo supo defender el Gobierno y en la Cámara. Sin eso, la reforma política es una burla y no sirve para nada, es un reforzamiento del clientelismo y la corrupción”, manifestó. 

Oficialmente las sesiones ordinarias del Congreso terminan el 16 de diciembre, por lo que hasta el domingo tienen plazo de votar las reformas constitucionales que están pendientes. 

En este momento están en peligro los siguientes proyectos: la reforma política, el acto legislativo que implementa la segunda vuelta para la elección de alcalde en Bogotá y la que elimina la conexidad del narcotráfico y el secuestro con el delito político

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido