Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Serán procesos de restauración ecológica, reconversión productiva, que hacen parte de un modelo de gestión integral para los páramos
Archivo

Alrededor de cuatro sesiones ha empleado la Comisión Primera del Senado de la República en la discusión, en quinto debate, de una reforma constitucional que pretende prohibir la minería en los páramos de todo el país.

Sin embargo, hasta el momento los congresistas no han logrado un acuerdo que les permita sacar adelante la iniciativa que ya va en segunda vuelta. La oposición insiste en que el proyecto contiene un mico que le permitiría a las megamineras continuar adelantando actividades de explotación en esos ecosistemas.

Le puede interesar: ¿Otro partido de gobierno se le voltearía a Duque con la reforma tributaria?

Además, advierten que la ponencia radicada por la senadora Paloma Valencia no incluyó una protección a los bosques altos andinos, que hacen parte de las zonas colindantes de los páramos.

Sin embargo, la congresista Valencia respondió diciendo que estas acusaciones son mentirosas y la única intención de la bancada alternativa es legislar de cara a las elecciones del 2022.

“Es muy grave que se organicen para decir mentiras. Yo no sé que es lo que les duele de constitucionalizar la prohibición de las actividades mineras en los páramos y no entiendo por qué, cuando estamos protegiendo esos ecosistemas. Colombia debería ser un propósito superior para todos los políticos, que mezquindad la de la izquierda de este país que lo único que tienen por encima son las próximas elecciones”, dijo.

“Qué daño que le hacen a la causa ambiental tratando de politizarla de esa manera y que daño le hacen al país impidiendo que se hagan acuerdos sobre temas sobre los que todos podríamos estar de acuerdo”, añadió. 

El senador Roy Barreras también respondió, leyendo parte de la ponencia del proyecto que fue radicada para quinto debate, en la que se había incluido un párrafo en el que se le daba esa gabela a las empresas de minería.

“El cuarto párrafo de su ponencia dice literalmente: ‘Las actividades productivas que a la fecha se estén desarrollando en esas zonas de bosque alto andino, podrán mantenerse y continuar’. Es decir, la ponencia pretendía que en la Constitución se garantizaran no los derechos del páramo, ni de la vida, ni de esos ecosistemas, sino los derechos de las mineras”, sostuvo. 

Lea también: Alcalde de Bucaramanga señala a dos senadores de pretender aprobar 'mico' para megaminería

Aunque este artículo ya fue excluido del proyecto de acto legislativo, la oposición insiste en que el mismo podría revivirse durante el debate en la plenaria del Senado de la República, lo que pondría en riesgo los ecosistemas de páramos y por ende el agua que consumen todos los colombianos.

Debido a estas discusiones y a la falta de acuerdo frente a la reforma constitucional, algunos senadores como Luis Fernando Velasco, han manifestado que lo mejor sería hundir esta propuesta.

“Así como están las cosas y en este grado de desconfianza, de pronto el mejor acuerdo es hundir este proyecto y no permitir que luego en una plenaria de Senado o en una plenaria de Cámara nos cambien esto y terminemos nosotros, por hacer algo bueno, abriendo la posibilidad de que salga un verdadero monstruo”, indicó.

El debate del acto legislativo continúa en la Comisión Primera del Senado, con la discusión de una proposición con la cual se pretende incluir los bosques altos andinos en la prohibición de las actividades mineras.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.