Cargando contenido

Álvaro Uribe y otros congresistas creen que el proyecto debe volver a impulsarse en la próxima legislatura.

Senado de la República de Colombia
Vista general del recinto del Senado de la República.
AFP

Aunque el Gobierno nacional y el propio expresidente Álvaro Uribe guardan la esperanza de que se pueda salvar la reforma que excluye de los beneficios de la justicia transicional los delitos sexuales contra menores, el exmandatario cree que el proyecto debería presentarse nuevamente en caso de que sea archivado definitivamente.

“Por supuesto, una democracia que se respete debe hacer respetar a los niños y hay una norma constitucional que dice que los derechos de los niños son los derechos prevalentes, entre derechos iguales son prevalentes los derechos de los niños”, señaló Uribe.

Lea también: Congreso hunde reforma sobre delitos sexuales contra niños

Otros congresistas han secundado esta petición al Gobierno, bajo el argumento de que no se puede permitir que en futuros procesos de paz, haya impunidad para las agresiones sexuales.

El senador Richard Aguilar dijo: “lamento mucho que este proyecto no se haya aprobado, ya los términos se acabaron y dado este ambiente político en el país, la agenda política del próximo año debe tratar este tema de una manera prioritaria”.

Para el senador Aguilar, es inadmisible que quienes hayan cometido agresiones sexuales contra menores puedan tener penas alternativas que podrían oscilar entre los cinco y los ocho años de cárcel y se salven de enfrentar más de 20 años en prisión.

La senadora Maritza Martínez está convencida de que la Constitución debe prohibir expresamente que en futuros procesos de paz esta clase de agresiones sexuales contra niños y niñas tengan tratamientos especiales.

Que se tenga claro que no es posible, alegando un conflicto armado, violar niños y niñas, eso no lo podemos permitir de ninguna manera y tampoco darle penas menores a quienes cometan ese tipo de delitos tan graves”, manifestó.

La senadora Paloma Valencia dijo también que “el Gobierno no puede cesar en decirle a los colombianos que eso que se hizo con las Farc está mal, los niños son sagrados y no se pueden negociar las penas que se aplican por violar sexualmente un niño, o por el esclavismo sexual del que fueron sujetas las niñas de Rosa Blanca, por ejemplo”.

Le puede interesar: Con impuestos a cigarrillos buscan financiar institución para donación de órganos

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, aún espera que se salve el acto legislativo, pero dijo que si se llega a hundir, el Gobierno evaluará si es factible volver a presentarlo o no. “Vamos a mirarlo, claro, esto será una decisión que se analizará en su momento”, indicó la funcionaria.

Si el Gobierno accede a presentar nuevamente este proyecto en la próxima legislatura, su trámite comenzaría en marzo del año 2020.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido