Cargando contenido

El material faltante se superó con las tarjetas de otros puestos de votación y con fotocopias.

TARJETONES DE LAS CONSULTAS
Archivo

En una nueva declaración el registrador del Estado Civil, Juan Carlos Galindo, defendió el proceder del organismo ante la falta de tarjetones para las consultas interpartidistas que se adelantaron este domingo en el país.

Galindo explicó que ante la falta de tarjetones se optó por un plan para superar la situación recurriendo a fotocopiar las tarjetas electorales y así garantizar que los ciudadanos pudieran ejercer su derecho al voto.

"Hubo un faltante que se superó con las tarjetas de otros puestos y con fotocopias, eso estaba previsto y estuvo en regla con lo que convenimos con los partidos", aseguró el registrador.

Afirmó además que el proceso salió como estaba organizado ya que el material electoral se encontraba en los puntos de votación: "El material electoral llegó a los puestos de votación, las tarjetas para Senado y Cámara estuvieron en los puestos, sin embargo, hubo esta problemática".

Sin embargo recalcó que la falta de recursos fue la que no permitió que se imprimieran las 36 millones de tarjetas para las consultas.

"Hubiéramos querido evitar  al 100% esta problemática, porque hubiéramos tenido que disponer de 36 millones de tarjetas, una para cada una, es decir, 36 millones para las consultas y 36 más para Senado y 36 millones para Cámara. El tema fue de recursos", recalcó Juan Carlos Galindo.

Por su parte, tanto la Fiscalía como la Procuraduría y Contraloría General anunciaron que adelantarán investigaciones por este capítulo de la falta de tarjetones para la consultas interpartidistas.

Bogotá, Montería, Medellín, Manizales y Cúcuta fueron algunas de las ciudades donde se presentaron manifestaciones de la comunidad luego de que se anunciara por parte de los jurados de votación que no había tarjetones para las consultas de Coalición Colombia (Duque-Ordóñez-Marta Lucía) y la denominada Inclusión Social (Petro-Caicedo).

“Para esta jornada se hicieron los cálculos teniendo en cuenta las votaciones anteriores y en ese orden de ideas se imprimieron 30 millones de tarjetones, 15 millones para una y 15 para la otra; al final no alcanzaron y por eso se inició la contingencia, hay que tener presente que fue una asistencia de votantes que superó cualquier expectativa”, dijo en ese momento el registrador Nacional.

tras aplicar el plan de trasladar tarjetones en unos puntos y fotocopiar en otros, la Registraduría anunció que se dio por superada la emergencia, razón por la que Galindo expresó que o vieron conveniente extender los horarios de votación, tal y como se había pedido desde algunos partidos políticos.

Al mismo tiempo reiteró que no permitirán fraudes durante esta jornada, por lo que los tarjetones fotocopiados tendrán un control.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido