Cargando contenido

Vargas Lleras asegura que ninguno de los candidatos actuales quiere echar para atrás el proceso de paz.

Germán Vargas Lleras y Juan Manuel Santos
Germán Vargas Lleras y Juan Manuel Santos
Foto: Presidencia

El presidente Juan Manuel Santos, en 2016, fue galardonado con el Premio Nobel de Paz, pese a que unos días antes, el 2 de octubre, perdió el plebiscito con el que pretendía refrendar los acuerdos con las Farc

"El premio también se debe entender como un tributo al pueblo colombiano, el cual, a pesar de grandes penurias y abusos, no ha perdido la esperanza de una paz justa", aseguró el Comité Noruego del Nobel en ese momento. 

Al respecto, el periodista Camilo Egaña, de CNN en español, le preguntó a Germán Vargas Lleras, este lunes, que si el presidente Santos se merecía el Nobel de Paz. 

Vargas Lleras respondió: "Yo creo que sí lo merecía. Bien se lo tiene ganado

El exvicepresidente y ahora candidato presidencial explicó las razones de su respuesta:  "Todos en el pasado intentaron, y por todos incluyo al expresidente Álvaro Uribe, que no hizo pocos esfuerzos; también incluyo al expresidente (Andrés) Pastrana. Recordará usted las épocas del Caguán".

"Claro, el sueño de aclimatar la paz en Colombia ha estado presente en la mente de todos los expresidentes. Lo logró el presidente Santos", agregó Vargas Lleras

Afirmó, además, que ningún candidato presidencial propone deshacer el proceso de paz con las Farc

"En esta etapa ya de la campaña ninguno de los candidatos ha mencionado que reversaría el actual proceso de paz en Colombia. Ninguno de ellos. Uno puede hacerle algunos ajustes, tener algunas prevenciones sobre algunos temas. Miles de colombianos que fueron víctimas de las Farc, yo lo fui, quisieran verlos presos pagando condenas, bien se lo merecen, pero eso era imposible si uno quería desmovilizar esa organización subversiva", dijo Vargas Lleras

Según el exvicepresidente, "militarmente no fuimos capaces de derrotarlos (a las Farc) en tantos años de conflicto". 

De otro lado, Vargas Lleras habló de los atentados que sufrió en 2002 y 2005. El primero fue con paquete bomba por el que perdió tres dedos. El segundo, con un carro bomba. 

"Milagros existen en el mundo. A mí me explotó en mi oficina una bomba, pero lo curioso es que no explotó sino la mitad de la bomba. En términos concretos, eso pocas veces sucede en el mundo", dijo, refiriéndose al ataque de 2002. 

Y sobre el de 2005, afirmó: "Fue milagroso que el carro bomba del cual fui víctima no me impactara en el vehículo cual yo transitaba". 

Aseguró que ya perdonó a sus victimarios: "Yo acompaño el proceso de paz. Si no lo hubiera hecho (perdonar), nunca hablaría del acierto que tuvo Colombia al pasar esa página". 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido