Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Acuerdo de Escazú busca herramientas para dirimir conflictos ambientales
Acuerdo de Escazú busca herramientas para dirimir conflictos ambientales
COLPRENSA

Las Comisiones Segundas de Senado y Cámara se reunieron para comenzar la discusión y tramitar el proyecto de ley que ratifica en Colombia el Acuerdo de Escazú.

El Gobierno, en cabeza de la Cancillería y del Ministerio de Ambiente, defendió ante el Congreso esta iniciativa, advirtiendo que cumple los estándares internacionales en materia de mitigación del cambio climático.

La canciller Claudia Blum indicó que “este proyecto de ley reafirma el compromiso del Gobierno con la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible, es una decisión consistente con las apuestas que hemos emprendido a nivel multilateral para combatir el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la deforestación y para proteger nuestros océanos y reducir la contaminación”.

Lea también: Nueva ley de vivienda castigaría el maltrato intrafamiliar

El ministro de Ambiente, Carlos Correa, indicó que el proyecto contiene un capitulo especial para la protección de los líderes ambientales.

El Acuerdo de Escazú es una oportunidad para brindar mayor seguridad jurídica en materia ambiental y generar corresponsabilidad en el cuidado de la naturaleza. Es una oportunidad para dotar de seguridad jurídica múltiples procesos ambientales como el otorgamiento de licencias y permisos de uso y aprovechamiento de recursos naturales renovables”, indicó.

El senador Juan Diego Gómez, ponente del acuerdo de Escazú y presidente de la Comisión Segunda, pidió no forzar la votación de este acuerdo sin que primero se haya hecho un debate abierto a la ciudadanía.

Por eso presentó una proposición para realizar algunos foros con el ánimo de escuchar las voces a favor y en contra de la iniciativa, sobre algunos puntos específicos como la defensa de los líderes ambientales, jurisdicción ambiental y consulta previa.

“A mí me gusta el acuerdo y lo quisiera votar positivo y lo que tenemos es la intención de proceder como corresponde. Yo pediría que le demos la oportunidad al acuerdo de hacer el debate, de ampliar la discusión, de hacer estos foros, este no es un proyecto que tenga fecha de vencimiento y sí podríamos encontrar el camino para votarlo positivo, pero si se fuerza la votación yo creo que no sería sano y tocaría hacer una medición de fuerzas. No vale la plena presionar la votación, sino buscar un camino de concertación”, indicó. 

El senador Ernesto Macías indicó que este acuerdo internacional no es la panacea, pero tampoco hay que satanizarlo.

El Acuerdo de Escazú no es la hecatombe que presagian algunos, ni la panacea que sueñan otros. Si uno lee el tratado, realmente Colombia tiene el 90% de las normatividad que está allí contenida, entre decretos, leyes, jurisprudencia, políticas del Estado y del Gobierno”, dijo.

Consulte aquí: Gobierno alista ofensiva para ayudar a superar la crisis de cultivadores de papa

Cambio Radical, a través del senador José Luis Pérez, anunció su voto negativo advirtiendo que podría generar atraso en importantes obras que necesita el país.

Puede ocasionar una verdadera incertidumbre en los procesos de licenciamiento de proyectos estratégicos de desarrollo en Colombia (..) Si se genera esa inseguridad jurídica, se pueden estar multiplicando los tiempos en esos proyectos de desarrollo económico para el país en materia de infraestructura”, sostuvo.  

Los partidos de oposición pidieron que no haya más dilaciones en el proceso de ratificación del Acuerdo de Escazú y esperan que las colectividades de la coalición apoyen la iniciativa presentada por el propio Gobierno.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.