Cargando contenido

El CNE pide a la Fiscalía investigar si grupos delictivos están detrás de la trashumancia electoral en esta población, vecina a Bogotá.

Elecciones en Colombia.
Elecciones en Colombia.
AFP

El Consejo Nacional Electoral (CNE) está investigando la razón del aumento desmesurado de inscripción de cédulas en el municipio de Soacha (Cundinamarca) en el mes de julio, con más de 20.700 personas que inscribieron su documento de identificación para votar en las elecciones regionales del 27 de octubre.

Existen fuertes indicios de que en ese municipio de Cundinamarca se esté presentando uno de los más grandes 'trasteos de votos' en Colombia, que configuraría el delito de transhumancia electoral.

"Este es un indicio que invita al Consejo Electoral y la Fiscalía para que investiguen cómo se llevó a cabo ese proceso en el mes de julio, si es que de pronto grupos delictivos están tratando de influenciar en las elecciones de Soacha", señaló el organismo.

En contextoRevisan con lupa inscripción de 4.100 extranjeros para votar en elecciones de octubre

El Consejo Nacional Electoral no comprende por qué razón, para los meses de abril, mayo y junio de este año, se daban entre 2.300 a 2.900 inscripciones por mes, mientras que solo en julio, la cifra aumentó a 20.597 cédulas inscritas.

Este aumento desmesurado podría incidir de gran manera para la elección de alcalde. El actual mandatario local de Soacha fue elegido en el 2015 con 48.919 votos y, si se compara con la aparente irregular inscripción de cédulas de julio, equivaldría al 44% de esa votación.

Según las primeras averiguaciones del Consejo Electoral, los habitantes del municipio no reportaron largas filas de personas en los lugares de votación pero, según cálculos, se habrían inscrito a diario unas 700 cédulas en el mes de julio.

Más en: Proponen que candidatos suscriban pacto contra las fake news

"Porque no es normal. Unos disparos de inscripciones, como ocurrieron en el municipio de Soacha; en un solo mes se inscribieron como 20.000 personas, pareciera ser que 700 personas se inscribieron diariamente en cada punto en ese municipio", señaló el magistrado Penagos.

Hoy en día la ley advierte que no solamente la persona comete un delito si se incita a un ciudadano a inscribir su cédula en otro municipio donde no reside, sino que quien se presta para esas prácticas también está cometiendo una falta penal.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido