Cargando contenido

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Foto: MisionONUCol



El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres expresó su preocupación por los recientes ataques del ELN y por una posible escalada de los enfrentamientos, al tiempo que pidió a las partes reanudar las conversaciones de paz en Quito (Ecuador) y pactar un nuevo cese de fuegos con apoyo de la ONU.

En una declaración al concluir su visita a Colombia, Guterres dijo que la violencia guerrillera va en “detrimento del proceso político y de la situación de las comunidades en las zonas afectadas por el conflicto".

El máximo representante del organismo internacional exhortó “al cese de las acciones armadas y al reinicio de un diálogo serio y constructivo con miras a colmar lo antes posible las expectativas generadas por el compromiso de las partes de llegar a una solución de su conflicto por la vía política".




Guterres subrayó que su llamado “es coincidente con los planteamientos formulados por múltiples organizaciones y personalidades de la sociedad civil colombiana. Es también coincidente con el rechazo ampliamente manifestado por la población colombiana al uso de la violencia, independientemente de su procedencia”.

En su intervención recordó la esperanza expresada la semana pasada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas “para que las partes reanuden los esfuerzos para acordar una renovación y fortalecimiento del cese del fuego evitando así el retorno al conflicto y protegiendo los logros humanitarios alcanzados en los últimos tres meses”.

En ese sentido, señaló que instruyó a su representante especial en Colombia “a tomar todas las acciones necesarias para facilitar el retorno de las partes a la mesa, y afirmo el compromiso de las Naciones Unidas con una solución justa del conflicto entre las partes en beneficio de toda la sociedad colombiana”.

(Lea también: Exjefe negociador con ELN califica de “patada” a la paz atentados guerrilleros)

Igualmente reconoció los avances en la agenda de negociación entre el Gobierno colombiano y el ELN, sobre todo con las audiencias realizadas en octubre y noviembre del año pasado con la participación de diversas organizaciones.

Dijo finalmente que está convencido “de la necesidad de avanzar rápidamente en el cumplimiento de los próximos puntos de la agenda acordada entre el Gobierno y el ELN, recalco la activa participación de la sociedad en la construcción de una paz estable y duradera, que las partes se han comprometido en propiciar en su Acuerdo de Diálogos para la Paz. Tal participación requiere de una situación exenta de violencia y propicia para un diálogo eficaz y respetuoso”.

Implementación de los acuerdos de paz con las Farc

En cuanto a su presencia en Colombia dijo que fue una visita de solidaridad y apoyo a la construcción de la paz en el país. Indicó que habló a fondo con el Presidente Santos y con todas las autoridades, la Conferencia Episcopal, las Farc, con la comunidad de Meseras (Meta) y con víctimas y representantes de la sociedad y el sector privado.

Guterres envió dos mensajes a los colombianos, el primero, “que a pesar de toda clase de opiniones de quienes están en contra y a favor del proceso con las Farc”, con críticas y preocupación por los retrasos a la implementación de los acuerdos y quienes aprovechaban para atacar, todos afirmaron su compromiso con la construcción de la paz en Colombia.



El segundo mensaje “es la conciencia de que es absolutamente necesario acelerar la presencia activa del Estado en la totalidad del territorio nacional. Agregó que también es necesario incrementar la presencia del Estado con seguridad ante el incremento de asesinatos de dirigentes sociales, de derechos humanos para que la ausencia de las Farc no sea ocupada por otros grupos”.

Reiteró que es indispensable la presencia con infraestructura, servicios públicos para que los campesinos tengan acceso a los mercados.
En cuanto a la llegada masiva de venezolanos a Colombia por la crisis humanitaria en el vecino país, Guterres dijo que no es una situación típica de refugio y acotó que la Acnur está cooperando y todas las agencias están disponibles para apoyar al gobierno para crear condiciones y atender a los venezolanos que han llegado a Colombia.