Cargando contenido

El nuevo mandatario indicó que hay que devolverle el valor a la palabra del Estado.

Iván Duque en medio del acto de posesión.
Colprensa

En medio de su primer discurso como mandatario de los colombianos, el presidente Iván Duque resaltó las condiciones en que recibe el país.

A pesar de que el discurso estuvo marcado por un mensaje de reconciliación, Duque aprovechó para remarcar los puntos pendientes que, según él, dejó el expresidente Santos, entre ellos, problemáticas sociales, económicas y de orden público.

Duque criticó los actos de corrupción que se dieron a través de los ocho años del gobierno de Juan Manuel Santos.

Nos duelen los constantes escándalos de corrupción en la alimentación escolar, en el sistema de salud, en proyectos de infraestructura, en los abusos de la contratación directa o en los peligrosos carteles de únicos proponentes, que han deslegitimado al Estado, malgastado escasos recursos públicos, privado a miles de ciudadanos de servicios esenciales y ameritan nuestra acción inmediata”, indicó el presidente.

De otro lado, el mandatario hizo referencia al panorama de los cultivos ilícitos y  la muerte de los más de 300 líderes sociales que se han presentado en los últimos meses. Además, enfatizó en la creación de bandas criminales en diferentes zonas del país.

Recibimos un país convulsionado. Más de 300 líderes sociales han sido asesinados en los últimos dos años, los cultivos ilícitos se han expandido exponencialmente en los últimos años, bandas criminales aumentan su capacidad de daño en varias regiones del país, se han hecho promesas y compromisos con organizaciones sociales sin asegurar su financiamiento”, indicó Duque.

Asimismo, el nuevo presidente rechazó la situación económica en la que está el país actualmente e indicó que “se han cometido errores que debemos enmendar. Una política tributaria motivada por la expansión del gasto.

De la misma forma, el mandatario se refirió a los numerosos trámites que tienen que hacer los colombianos y la inestabilidad jurídica en el país e indicó que esto “ha traído consigo efectos negativos en el clima de negocios de varios sectores necesarios para nuestro presente y nuestro futuro”.

Al margen de esa discusión, Duque aseguró que quiere gobernar superando las divisiones de izquierda y derecha en Colombia.

Los retos del Gobierno de Iván Duque
Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido