Cargando contenido

El congresista dice que esta podría ser la solución definitiva ante la enorme proliferación de cultivos ilícitos en Colombia.

Campesinos
Campesinos trabajando la tierra.
Colprensa - Raúl Palacios

El senador de Colombia Justas Libres John Milton Rodríguez propuso recientemente un trabajo mancomunado con Estados Unidos para expropiar la tierra donde haya cultivos ilícitos y dársela a campesinos que siembran productos agrícolas. 

“Mi propuesta es expropiar a las personas que tengan cultivos ilícitos y que aparecen como dueños de la tierra y generar todo un proceso de titularización a nombre de los campesinos que tenga un compromiso serio de sustitución de cultivos, en donde además Colombia y Estados Unidos generen un acuerdo que garantice un mercado estable para los productos agrícolas de nuestros campesinos. En la actualidad, Nariño, Putumayo y el Catatumbo deben ser las zonas de principal atención, pues el 80 % del problema de cultivos ilícitos en el país se desarrollan en estos espacios”, aseguró en entrevista con RCN Radio el senador Rodríguez.

Lea también: ¿Cadena perpetua para violadores de menores es la solución? Se abre el debate.

Además, contó que esa dinámica se daría bajo un control fitosanitario riguroso con los elementos propios de los buenos mercados del futuro, según los lineamientos de la Bolsa de Salud Agropecuaria en el marco de precios, cantidades y volúmenes que garantice el buen servicio. Asimismo, detalló que la iniciativa debe complementarse con un cooperativismo rural donde los mismos propietarios de las nuevas parcelas tengan la oportunidad de confederarse y de esa manera generar cooperativas que logren un alto nivel competitivo.

Lea también: Presentarán proyecto de ley para que los taxistas tengan seguridad social.

Finalmente, las razones de Rodríguez para emprender este proyecto se deben al aumento de 48.000 a 209.000 hectáreas, entre 2012 y 2018, reportado en los últimos días. En ese sentido, aseguró que ya tuvo una reunión con un comité del congreso de EE. UU. con el fin de erradicar el proyecto a finales de agosto y empezar a averiguar los detalles de carácter jurídico y técnico  para “dar una solución de fondo al problema de sustitución de cultivos y cambiar la minería ilegal y el narcotráfico por economía legal y constructiva en el campo colombiano, que en un 68% de su dimensión está abandonado”, concluyó.
 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido