Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

María del Rosario Guerra, congresista del Centro Democrático
María del Rosario Guerra, congresista del Centro Democrático
Foto tomada de su cuenta en Facebook

La designación de Víctor Saavedra como viceministro de Vivienda ha generado molestia entre algunos uribistas puesto que fue viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media cuando se levantó el escándalo de las supuestas cartillas de ideología de género en agosto de 2016. 

Saavedra es economista y tiene una maestría de la Universidad de los Andes y un MPA de Harvard. Ha trabajado en la prestigiosa consultora McKinsey & Company y en Fedesarrollo.

Jonathan Malagón González, el ministro de Vivienda, ya anunció al equipo que tendrá a cargo en su cartera.

Los escogidos tienen un perfil similar al suyo: jóvenes con posgrados y experiencia en temas económicos, así como de administración pública

El ministro los ha presentado como #losmejoresporColombia.  

Bajo ese criterio, seguramente, Malagón González designó a Saavedra como viceministro

 

Una de las personas que arremetió contra este nombramiento fue la senadora del Centro Democrático María del Rosario Guerra, que calificó de desatinada la decisión del ministro. 

Guerra, en Twitter, responsabilizó a Saavedra de las cartillas de la supuesta “ideología de género” y dijo que estas habían sido “rechazadas por las familias colombianas”

Además, según la senadora, más allá de los méritos, también se deben evaluar los principios: “No basta una hoja de vida si no se comparten principios en los temas de trascendencia”

Cabe explicar que, en agosto de 2016, dentro de la controversia por las cartillas, se difundieron muchas mentiras.

Por ejemplo, un portal aseguró que el material incluía el dibujo de dos hombres desnudos y los libros ‘Nicolás tiene 2 papás’ y ‘Anita y sus dos mamás’, lo cual resultó ser completamente falso. 

En su momento, un senador también afirmó que el Ministerio de Educación había pagado 1.600 millones de pesos por las cartillas, y que parte de ese dinero había llegado a la ONG Colombia Diversa.  

Sin embargo, también resultó ser falso, pues pese a que sí hubo un convenio por más de 1.500 millones de pesos (firmado por Saavedra), ese monto no fue pagado en su totalidad por el Ministerio y Colombia Diversa se comprometió a dar su propio aporte para llevar a cabo el convenio. 

Además, si bien la Iglesia Católica rechazó la ‘ideología de género’, negó que las cartillas se estuvieran entregando en los colegios. 

"Sería verdaderamente una mentira decir que el Ministerio de Educación está promoviendo esas cartillas en los colegios. Eso no es cierto", dijo el cardenal Rubén Salazar, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, el 8 de agosto de 2016.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.