Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Álvaro Uribe Vélez
Álvaro Uribe Vélez
Colprensa

El expresidente Álvaro Uribe Vélez se refirió al debate que ha propuesto el senador Rodrigo Lara para extender el fuero de los expresidentes de la República y así evitar que sean investigados en la Corte Suprema de Justicia.

El planteamiento está encaminado a que todo proceso judicial contra los exmandatarios, por hechos anteriores al ejercicio presidencial y que tenga relación con el conflicto, esté siempre en manos de la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes. 

Lea también: La polémica propuesta para extender fuero de expresidentes

Uribe dijo que su decisión es seguir defendiendo su honra ante el alto tribunal, que lo investiga dentro de un caso de presunta manipulación de testigos.

Estoy en desacuerdo con esa propuesta, especialmente en mi caso, en mi decisión de defender mi honra a la luz de la constitución y la ley, es una decisión que he tomado con mucha conciencia. Yo he estado sometido a los órganos de justicia que son competentes para examinar mis conductas y tomar sobre mí las decisiones que a bien tengan”, indicó.

El exmandatario aseguró que respeta la jurisdicción que tiene la Corte Suprema de Justicia sobre él y reafirmó que siempre ha procedido correctamente.

“Yo estoy en la Corte, ahí examinan mis conductas, yo creo que he procedido correctamente y con el mismo fervor con que he defendido la democracia, la empresa privada, la armonía con las políticas sociales, he defendido mi honra”, indicó.

Y agregó: “Yo no puedo participar de ese proyecto del doctor Rodrigo Lara y lo digo con todo respeto yo no voy a buscar a estas alturas de la vida atajos para cambiar de jurisdicción”.

El senador Rodrigo Lara había explicado que se trata de abrir el debate sobre un vacío institucional que existe y que podría convertir en una cacería de brujas los procesos contra los expresidentes.

Consulte aquí: Resultados electorales agudizan crisis en el uribismo

“Eso es peligroso porque se podría abrir la puerta a un ejercicio permanente de judicialización de los expresidentes tan pronto terminan el poder o de una revisión permanente de hechos del pasado para obligarlo y de cierta manera judicializarlo”, manifestó.

La propuesta, desde el principio, no tuvo buen recibo en el Congreso de la República. Varios parlamentarios advirtieron que se trataba de una camisa hecha a la medida del senador Álvaro Uribe Vélez, que podría agregar un porcentaje mayor de impunidad a los procesos que se adelantan contra los  exmandatarios en la Comisión de Acusación.  

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.