Cargando contenido

 La decisión de la Veeduría del Centro Democrático cobijó a Ariel Ortega Martínez.

MATADOR
El caricaturista Julio Cesar Gonzalez, más conocido como ‘Matador’, denunció amenazas de muerte.
Colprensa

El Centro Democrático rechazó las amenazas de las fue víctima el caricaturista Julio César González, conocido como ‘Matador’, y ya tomó las primeras decisiones contra uno de los presuntos responsables de las intimidaciones.

La Veeduría expulsó del partido al señor Ariel Ortega Martínez, al considerar que “sus declaraciones son una falta gravísima que atentan contra la dignidad y la seguridad del comunicador y afectan gravemente el buen nombre del Partido, de conformidad con el estatuto de la colectividad”.

En un comunicado, el uribismo aclara que el señor Ortega era militante del Centro Democrático pero que jamás hizo parte de alguna instancia directiva del partido.

“La decisión fue adoptada ante el lenguaje violento e intimidante utilizado por el señor Ortega en contra del caricaturista Julio Cesar González, Matador, a través de redes sociales”, afirma.

También señala que jamás han empleado y tampoco emplearán la violencia para imponer sus ideas.

“El Centro Democrático reitera que rechaza la violencia en cualquiera de sus expresiones, y así como sus líderes enfrentan las permanentes infamias con argumentos, solicita a sus militantes utilizar esta misma vía para el debate”, indican.

Y señalan además: “Hacemos un llamado para que la discusión no sólo se abra en torno a este tipo de amenazas, sino que se extienda a las intimidaciones en contra de los dirigentes del Centro Democrático en varias regiones del país”.

 
Seguridad para 'Matador'

Previamente, el Gobierno había rechazado que ‘Matador’ hubiese tenido que dejar de publicar sus trabajos en las redes sociales, tras las amenazas de muerte que recibió en las últimas horas.

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, dijo que se garantizará la seguridad del caricaturista Julio César González.

“El Gobierno rechaza categóricamente las amenazas que ha recibido ‘Matador’ y le hemos pedido a la Unidad Nacional de Protección que examine su caso para que, si se requiere, se le brinden las medidas de protección necesarias”, señaló.

Manifestó que “en Colombia tiene que respetarse la libertad de expresión, la libertad de prensa y el Gobierno hará todo lo que esté a su alcance para protegerlo”.

El procurador Fernando Carrillo también había solicitado medidas de protección de emergencia para González, en una carta que envió al director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), Diego Mora.

La misiva señala que mientras se adelanta el estudio de nivel de riesgo del periodista “se debe evaluar la posibilidad de implementar medidas de protección fuertes bajo la figura de medidas de emergencia”.

Para el procurador Carrillo, dichas amenazas son claros atentados contra la “libertad de prensa y la libertad de expresión” que llevan a que la UNP aplique las medidas a las que haya lugar para salvaguardar la vida del caricaturista y la de su familia.

“Se involucra de manera directa la integridad física y la vida de Julio Cesar González, conocido como el caricaturista Matador”, señala la comunicación.

En ella, Carrillo agrega que “solicito que dentro del marco de sus funciones, de inicio a acciones a las que haya lugar a fin de brindarle las medidas necesarias de protección a él y su núcleo familiar con el fin de evitar de que las amenazas no se materialicen”.
 

Uribe desautoriza amenazas

Asimismo, el senador Álvaro Uribe desautorizó cualquier tipo de amenaza que integrantes del Centro Democrático hubiesen hecho contra ‘Matador’, pero advirtió que miembros de su partido también han sido víctimas de intimidaciones.

“En Colombia sigue una amenaza en muchas regiones contra la militancia política del Centro Democrático. Uno ya ni se queja, porque aquí no hay gobierno ante el cual acudir frente a esos temas”, indicó.

Sostuvo que “todos los días nuestras personas amenazadas no han sabido qué camino coger, muchos han tenido que irse recientemente para el extranjero”.

La plenaria del Senado aprobó una proposición de rechazo tanto a las amenazas que ha recibido el caricaturista como a las intimidaciones contra dirigentes políticos de todos los partidos.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido