Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La senadora Paloma Valencia levantó polémica desde el pasado 20 de junio.
La senadora Paloma Valencia levantó polémica desde el pasado 20 de junio.
Twitter

El Centro Democrático tiene el propósito de hacerle por lo menos dos grandes cambios al acuerdo de paz firmado entre el Gobierno Santos y las Farc en La Habana (Cuba).

El primero de ellos tiene que ver con la prohibir la participación en política de excombatientes que hayan cometido delitos de lesa humanidad, hasta tanto cumplan las penas y reparen a las víctimas.

El segundo cambio está relacionado con el mejoramiento de las condiciones de los militares que se presenten ante la Justicia Especial para la Paz (JEP).

El uribismo, según la senadora Paloma Valencia, ve como una opción que estas reformas se hagan a través de un referendo, que es un mecanismo legítimo para modificar la Constitución.

“Esa reforma tiene diferentes maneras de hacerse, una a través del Congreso y otra a través del referendo, son las alternativas que la propia Constitución ofrece, pero nosotros no tenemos todavía claro cuál de las alternativas utilizaremos para llevar a cabo esas reformas”, señaló.

“Le damos el mensaje al país que se harán esas reformas y criminales de lesa humanidad pagarán la pena y repararán a las víctimas antes de entrar a la política y las Fuerzas Armadas contarán con un sistema de justicia dentro de la JEP que garantice no solo la libertad que le ha prometido el Gobierno, sino la defensa de su honra y buen nombre”, añadió.

La senadora Paloma Valencia advirtió que el referendo y la vía legislativa tienen sus ventajas y desventajas, las cuales en su momento serán analizadas por el presidente Iván Duque.

“En el caso del referendo hay ventajas como el hecho de que la ciudadanía participe, desventajas en el hecho de que sería un desgaste por nuevas elecciones. Pero también está el proceso legislativo cuya ventaja es que podemos mantener una discusión técnica para llegar a acuerdos en el Congreso, mientras que la desventaja es la demora que implican los términos constitucionales”, manifestó.

El senador Armando Benedetti, quien fue ponente de la Jurisdicción Especial de Paz, había pronosticado la intención del uribismo de promover dicho referendo.

“El uribismo quiere plantear un referendo a través del cual haga trizas o se cambie lo estipulado en los acuerdos de paz para la reforma política y para la reforma a la justicia”, indicó en su momento.

Si el referendo llega a ser aprobado por la ciudadanía, las normas allí previstas quedarán incorporadas inmediatamente en la Constitución nacional.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.